Todo el día observando gilipolleces…

Cuentan que un joven discípulo se dirigió a su maestro con cierta preocupación y le dijo:

– Maestro, no sé qué me pasa, últimamente tengo una desazón constante y me invade la sensación de que no avanzo en mi vida.

El maestro hizo una pausa reflexiva y con su habitual calma le preguntó:
¿Has observado las gaviotas como vuelan al atardecer?

– Sí maestro, las he observado.
– ¿Y has observado la luna reflejada en el agua?
– Por supuesto maestro, la he observado.
– ¿Y has observado el agua del río horadando las rocas mientras cae por la cascada?
– Si maestro, claro que lo he observado, entonces, ¿qué es lo que me pasa?
– Lo que te pasa es que estás todo el día observando gilipolleces, eso es lo que te pasa.

Photo Credit: Josercid Flickr via Compfight cc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: