Hay tantas cosas…

Anuncios
Etiquetado

Matadero…

Con imágenes obtenidas durante una investigación realizada en cincuenta y ocho mataderos de México entre los años 2015 y 2017, Matadero es un documental que nos adentra en el hermético mundo de la industria cárnica. Las grabaciones obtenidas visibilizan la explotación y violencia sistemática que padecen los animales en los mataderos y que es mantenida oculta de forma deliberada por la industria cárnica.

Para llevar a cabo este documental el realizador, quien desde hace años desarrolla el proyecto de denuncia de explotación animal Tras los Muros, ha tenido que utilizar falsas identidades que le han permitido acceder a todos estos lugares.

Estas imágenes forman parte de una investigación realizada en más de 50 mataderos de México entre los años 2015 y 2017.

Web del documental http://DocumentalMatadero.com

Puedes leer el informe completo aquí: http://traslosmuros.com/mataderos-rastros-mexico-investigac…

 

Etiquetado

IKIGAI, filosofía fuente de salud y felicidad…

Descubrir el significado que se esconde detrás de esta palabra mágica llevó a los autores, Héctor García y Francesc Miralles, a embarcarse en un viaje hasta Ogimi, la ciudad de la sonrisa.

En el año 2008 investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Tohoku constataron un fenómeno similar en un contexto completamente diferente. Publicaron lo que se conoce como el “estudio Ohsaki”, en el que analizaron a 43.391 personas a lo largo de siete años, durante los cuales se produjeron 3.048 muerte

¿Qué es el Ikigai?

Todo parece indicar que, además de la dieta, otro de los secretos de la longevidad de los japoneses, en especial de los centenarios que viven en Okinawa, radica precisamente en el ikigai, una motivación vital, algo que les da fuerzas para levantarse todas las mañanas y seguir viviendo.

La palabra ikigai proviene de los vocablos ikiru y kai. Ikiru significa vivir y kai hace referencia a la materialización de lo que uno espera. Por tanto, este concepto puede traducirse como “una razón para ser”. Según esta filosofía, todos tenemos un ikigai, pero no todos lo descubrimos porque es necesario una búsqueda profunda que implica un viaje introspectivo de autodescubrimiento.

Abraham Maslow había hecho referencia a esa razón de ser al escribir: “Un músico debe componer canciones, un artista debe pintar y un poeta debe escribir, si quieren vivir en paz consigo mismo. Lo que un hombre puede ser, debe serlo”.

Continuar leyendo aquí…

FUENTE: CULTURA INQUIETA

Etiquetado ,

Alcanza tu sueño…

Sé firme en tus actitudes y perseverante en tu ideal.

Pero sé paciente, no pretendiendo que todo te llegue de inmediato.

Haz tiempo para todo, y todo lo que es tuyo,
vendrá a tus manos en el momento oportuno.

Aprende a esperar el momento exacto
para recibir los beneficios que reclamas.

Espera con paciencia a que maduren los frutos
para poder apreciar debidamente su dulzura.

No seas esclavo del pasado
y los recuerdos tristes.

No revuelvas una herida que está cicatrizada.

No rememores dolores y sufrimientos antiguos.

¡Lo que pasó, pasó!

De ahora en adelante procura construir
una vida nueva, dirigida hacia lo alto
y camina hacia delante, sin mirar hacia atrás.

Haz como el sol que nace cada día,
sin acordarse de la noche que pasó.
Sólo contempla la meta
y no veas que tan difícil es alcanzarla.

No te detengas en lo malo que has hecho;
camina en lo bueno que puedes hacer.

No te culpes por lo que hiciste,
más bien decídete a cambiar.

No trates que otros cambien;
sé tú el responsable de tu propia vida y trata de cambiar tú.

Deja que el amor te toque
y no te defiendas de él.

Vive cada día, aprovecha el pasado para bien
y deja que el futuro llegue a su tiempo.

No sufras por lo que viene, recuerda que
“cada día tiene su propio afán”.

Busca a alguien con quien compartir tus luchas
hacia la libertad; una persona que te entienda,
te apoye y te acompañe en ella.

Si tu felicidad y tu vida dependen de otra persona,
despréndete de ella y ámala,
sin pedirle nada a cambio.

Aprende a mirarte con amor y respeto,
piensa en ti como en algo precioso.

Desparrama en todas partes
la alegría que hay dentro de ti.

Que tu alegría sea contagiosa y viva para expulsar
la tristeza de todos los que te rodean.

La alegría es un rayo de luz que debe permanecer siempre encendido,
iluminando todos nuestros actos y sirviendo de guía
a todos los que se acercan a nosotros.

Si en tu interior hay luz y dejas abiertas
las ventanas de tu alma, por medio de la alegría,
todos los que pasan por la calle en tinieblas,
serán iluminados por tu luz.

Trabajo es sinónimo de nobleza.

No desprecies el trabajo
que te toca realizar en la vida.

El trabajo ennoblece a aquellos
que lo realizan con entusiasmo y amor.

No existen trabajos humildes.

Sólo se distinguen por ser bien o mal realizados.

Da valor a tu trabajo, cumpliéndolo con amor y cariño
y así te valorarás a ti mismo.

Dios nos ha creado para realizar un sueño.

Vivamos por él, intentemos alcanzarlo.

Pongamos la vida en ello y si nos damos cuenta que no podemos,
quizás entonces necesitemos hacer
un alto en el camino y experimentar
un cambio radical en nuestras vidas.

Así, con otro aspecto, con otras posibilidades
y con la gracia de Dios, lo haremos.

No te des por vencido, piensa que si Dios
te ha dado la vida, es porque sabe que tú puedes con ella.

El éxito en la vida no se mide
por lo que has logrado,
sino por los obstáculos que has tenido
que enfrentar en el camino.

Tú y sólo tú escoges la manera
en que vas a afectar el corazón de otros
y esas decisiones son de lo que se trata la vida.

“Que este día sea el mejor de tu vida”

Mahatma Gandhi 

FUENTE: RINCÓN DEL TIBET

Gandhi Painting along the Ganges in Varanasi, India

Photo Credit: malouti63 Flickr via Compfight cc

Etiquetado

Parejas…

Cada abeja con su pareja.
Cada pato con su pata.

Cada loco con su tema.
Cada tomo con su tapa.

Cada tipo con su tipa.
Cada pito con su flauta.

Cada foco con su foca.
Cada plato con su taza.

Cada río con su ría.
Cada gato con su gata.

Cada lluvia con su nube.

Cada nube con su agua.
Cada niño con su niña.

Cada piñón con su piña.
Cada noche con su alba.

Gloria Fuertes


Photo Credit: Vanessa Toro Macías Flickr via Compfight cc

El arte de no hacer nada…

Si consideras que no hacer nada es un síntoma de vagancia o te sientes culpable por ello, estás equivocado. Lo necesitas para luego ser más creativo, tener mejores ideas y encontrar soluciones a tus problemas. Así lo explica Marta Romo en su libro “Entrena tu cerebro”. La mayor parte de las investigaciones neurocientíficas se centran en lo que nos ocurre cuando hacemos determinados ejercicios, pero apenas se estudia qué nos sucede cuando estamos ensimismados o “en Babia”. Los científicos del Spanish Resting State Network (SRSN) se han puesto manos a la obra y han analizado qué “cableado neuronal” se activa en esos momentos. Y es curioso, porque se despierta una red formada por varias regiones de nuestro cerebro (corteza frontal ventromedial, el cíngulo anterior, el hipocampo…), todas ellas relacionadas con la introspección o la memoria autobiográfica. Es decir, cuando alguien nos dice algo y nosotros nos quedamos con la mirada perdida, es porque nos ha hecho recordar alguna experiencia del pasado, recreamos una sensación, nos imaginamos algo… Y todo ello desaparece cuando el de enfrente nos dice algo así como: “¿Me estás escuchando?”. En ese momento si caemos del guindo, es porque la red se ha desactivado y comienzan otras zonas de nuestro cerebro relacionadas con la atención. Y como dice Marta Romo: “ambos circuitos, atención y “no hacer” se relacionan pero de forma inversa: cuando la señal se incrementa en un circuito, se disminuye en el otro. Es decir, si activamos la atención, desactivamos la introspección y viceversa, son dos circuitos cerebrales que no pueden funcionar a la vez”.

Lógicamente, a la hora de encontrar buenas soluciones, necesitamos introspección, meditar bien las cosas… y para conseguirlo, un buen aliado es poner el cerebro en reposo. No consiste en ver la televisión o estar con el móvil, sino en hacer tareas sencillas, agradables o directamente “hacer nada”, tumbados en el sofá, contemplando una puesta de sol o mientras perdemos la mirada en algo que nos distraiga. Es entonces cuando puede aparecer una solución a algo que se nos estaba atascando. Por ello, no es de extrañar que las buenas ideas nos surjan en la ducha, paseando o conduciendo tranquilamente. Y esto también les ocurre a los grandes científicos. Se dice de Newton que la caída de una manzana le inspiró la teoría de la gravedad; o que Einstein vio la solución para la teoría de la relatividad mientras paseaba de camino al trabajo con un ingeniero amigo, o que a Bohr se le encendió la bombilla sobre la estructura de los átomos cuando contemplaba una carrera de caballos. Ninguno de ellos estaba en su despacho. Habían introducido mucha información en sus cabezas, pero la red del cerebro en reposo fue la que les ayudó a conectar las piezas necesarias.

En definitiva, es absurdo sentirse culpable por no hacer nada y permitir que la mente vague tranquilamente. Necesitamos poner el cerebro en “modo avión” y aparcar el móvil y todo aquello que nos robe nuestra atención. Además, como ha demostrado la ciencia, cuando “hacemos nada”, estamos poniendo la base para encontrar soluciones a problemas que nos cuestan, conocernos más a nosotros mismos y ser más creativos.

FUENTE: EL PAÍS

 

Ser mentalmente flexible…

6 pasos para ser mentalmente más flexible.

A post shared by Patricia Ramírez (@patri_psicologa) on

DES-EDUCACIÓN…

Los sistemas educativos, por su propia naturaleza, están diseñados para convertirnos en dóciles esclavos que conformen una colectividad fácilmente manipulable, y que legitimen dicha esclavitud como un lujo que tuviéramos encima que agradecer.

Para ello se nos inocula, entre otras enfermedades, una falsa idea de solidaridad, un apego y lealtad infantil a territorios, banderas y clanes, una tonta y primaria fraternidad a la que hay que servir para sentirse buena persona, y que sin embargo perpetúa la insatisfacción general.

Todo individualista es una amenaza para esa hipnosis colectiva, y se convierte en un foco de reacción que hay que controlar. Por eso a alguien cuya prioridad es su libertad personal se le suele llamar egoísta de forma despectiva, para ver si así logran despertar su culpa.

Sin embargo es ese egoísmo la única posibilidad de subvertir la esclavitud establecida, y el único antídoto para el totalitarismo y la violencia gregaria y primitiva. Es ese individualismo la postura más generosa, de la que emana la auténtica creatividad humana, y lo único que puede suponer un profundo, radical y pacífico cambio colectivo.

David Testal


Photo Credit: PresidenciaRD Flickr via Compfight cc

¿Y si dejas de buscar la felicidad en el lugar equivocado?…

Es más que probable que la felicidad no esté ni en lo que tienes ni en lo que haces ni en otra persona sino en la conexión con quien realmente somos. Una conexión que es el inicio de la conexión con otras personas y con la vida. Una conexión que aún y ser un camino propio puede incluir a muchas otras personas. Se parece a lo que ocurre cuando caminamos, es algo que solamente tú puedes hacer, el camino puede hacer bajada o subida, ser oscuro o claro, lleno de personas o solitario pero independientemente de las circunstancias sigue siendo tu camino.

Hemos caído en la trampa de que necesitamos a otra persona para ser felices, parejas e hijos son los más afectados. Es demasiado peso cargar con la felicidad de alguien, y cuando llevamos peso perdemos la perspectiva. Así es como justificamos las peleas, las faltas de respeto y los sueños sin cumplir, porque nuestra felicidad está en juego.

La felicidad no proviene de un amor condicionado, es más, tal vez es exactamente eso lo que nos separa de ella. Derrochamos energía buscando, hacemos cosas para conseguir cosas, en lugar de hacerlas por el placer de hacerlas, queremos controlar para obtener resultados esperados, y siempre nos damos cuenta de que seguimos sintiéndonos como antes.

Quizá es momento de reflexionar si de verdad amamos a esa persona, eso que hacemos o eso que tenemos, o por el contrario solamente amamos mientras nos haga felices, ahí es donde está la condición, así es como queremos a las personas, en lugar de cambiarnos a nosotras. Cuando amas de verdad y sin condiciones, la vida es maravillosa y tanto lo que compartes, como lo que haces, como lo que tienes se impregna de plenitud.

Continuar leyendo aquí…

Eva Sandoval


Photo Credit: Juanedc Flickr via Compfight cc

Guardar

Etiquetado

El aguacate light…

AGUACATE LIGHT, una ¿nueva? versión de aguacate que se comercializa bajo la denominación “light” por tener un 30% menos de grasa.