A tu vera…

A tu vera, siempre me ha parecido una bella expresión. A tu vera.

La soledad es, a veces, amable, necesaria, reconfortante. Otras, el sentirnos solos nos duele tanto que, a veces, cuesta vivir.

Cuando todo se hace extraño y ajeno necesitamos a alguien a nuestra vera, que haga menos solitaria nuestra orilla. Sabernos queridos a la vera del ser amado da sentido a nuestra vida, la llena.

De cerca, a tu vera, todo se ve distinto, porque te amo.

Una invitación: ¿qué tal si agradecemos a las almas que tenemos a nuestra vera el estar aquí, dándonos compañía, cobijo, calor, ternura, palabras, sentido?

A las buenas almas que hacen buenas veras, gracias, de veras.

Álex Rovira


Photo Credit: _Suminch_ Flickr via Compfight cc

Triste realidad…

Nada es perfecto, incluída nuestra sociedad. Obviamente hay muchas cosas maravillosas de la sociedad que nos ha tocado vivir, pero también muchas otras que son problemáticas y preocupantes y, aunque somos conscientes de ellas, quizá no somos demasiado rápidos trabajando en solucionarlas.

Al Margen, ilustrador de Buenos Aires, Argentina, hace dibujos que tratan de poner el dedo en la llaga señalando defectos de nuestro tiempo. El autor mismo es muy crítico con sus obras al hablar acerca de ellas.

“Son hijas del aburrimiento, de la inconformidad o de la ira. […] Son la representación de ideas desechadas, la basura del subconsciente. Pero pretenden ser más viscerales y sinceras que mis otros dibujos porque no tienen obligación alguna de agradar, porque nacieron sólo por un impulso y nada más, nacieron para molestar tratando de mostrar lo imperfecto”.

FUENTE: CULTURA INQUIETA

 

Etiquetado

Personas que han tocado fondo…

Las personas que hemos tocado fondo alguna vez, sabemos que lo que no destruye, construye.

Que lo que hay por encima de tu cabeza, a partir de ese instante, es todo cielo.

Que es mejor dar con el culo en el suelo que con las alas en un techo.

Que cada pedazo roto es imprescindible para el todo.

Las personas que hemos tocado fondo alguna vez, sabemos que desaprender es el camino de la sabiduría.

Que las pesadillas son los sueños que están al lado de los miedos.

Que romperse no es más que la posibilidad de volver a inventarse.

Que la tristeza es a menudo el lenguaje cifrado de lo que andamos buscando.

Las personas que hemos tocado fondo alguna vez, sabemos que fue necesario para ser quienes somos ahora.

Que lo más frágil a menudo es lo más hermoso.

Que los nudos de una cuerda son los que te permiten treparla.

Que lo que hace fuerte a un árbol son sus raíces y no sus flores.

Las personas que hemos tocado fondo alguna vez, hemos perdido el miedo a caer porque tenemos experiencia en levantarnos, y miramos abajo sin vértigo, desafiando al infierno que un día fue nuestra casa, convencidos de que, cuando se desate la tormenta, seremos la lluvia.

Paz Castelló

Photo Credit: TheTimeTraveler! Flickr via Compfight cc

Etiquetado

Antojo…

Demasiado a menudo nos dejamos llevar por nuestra primera impresión, que generalmente está determinada por los estereotipos sociales y nuestros propios prejuicios. De esta forma nacen malentendidos y podemos cometer el error de tratar injustamente a los demás dejándonos llevar por la imagen que está en nuestra mente.

FUENTE: RINCÓN DE LA PSICOLOGÍA

 

El amor nace y muere continuamente…

El maestro Galeano hablando sobre el amor y la felicidad:

El amor cuando es verdadero nace y muere continuamente…

Etiquetado

Oración Budista…

Si he hecho daño a alguien de alguna manera, ya sea a sabiendas o sin saberlo, a través de mis propias confusiones, le pido perdón.|

Si alguien me ha dañado de alguna manera, ya sea a sabiendas o sin saberlo, a través de sus propias confusiones, lo perdono.
Y si hay una situación para la cuál todavia no estoy listo para perdonar, me perdono por eso.
Por todas las formas en que me hago daño.
Por negarme, por dudar de mí, por menospreciarme, por juzgarme o por ser indiferente conmigo misma a traves de mis propias confuciones, yo me perdono.”

Oración Budista


Photo Credit: Darielita-ita Flickr via Compfight cc

Etiquetado

Perder miedo a la soledad…

La soledad es un momento fantástico en nuestra vida, siempre que la vivamos de la manera adecuada. Puede ser un gran aliciente que aderece nuestros momentos. Puede ser el contrapunto ideal en nuestras vidas o el momento de replantear la estrategia personal de cada uno… Siempre que no nos exijamos demasiado y nos pongamos demasiado terribles.
Como sabemos, nuestras emociones son fruto de nuestro dialogo interno. Hablándonos a nosotros mismos de determinada manera, podemos enfermar de Necesititis o Terribilitis. Un diálogo interno radical y exigente, absolutista y extremadamente duro y radical frente a nosotros mismos, fácilmente generará emociones más que negativas. Además, si consideramos que ese diálogo se repite día tras día, semana tras semana, el efecto es demoledor.“¡Es horrible estar solo!”, “¡No puedo tener una vida de verdad si estoy solo!”, “¡La soledad es lo peor que podría pasarme!”,  “Además, yo soy el peor de los gusanos por estar solo”, “¡Si estoy solo quiere decir que mi valor es más que nulo!”, “¡Soy una rata arrastrada que jamás encontrará el amor!”, …

En el fondo, tras de estas duras frases, con las que más de uno se sentiría identificado, subyace la creencia irracional: ¡Necesito a alguien para ser feliz! Necesidad que nos impide ver que ya lo tenemos todo.

Hemos de entender que igual que enfermamos de necesititis y terribilitis con nuestros diálogos internos ¡También nos curamos usando ese dialogo interno!
Siendo críticos y científicos en nuestro diálogo interno, siendo flexibles y yendo más allá de lo que nosotros pensamos que es lo bueno o lo malo ¡Y manteniendo eso en el tiempo! Siendo perseverantes, es como reajustamos nuestras emociones para ponerlas en nuestro sitio.

Amar la vida es más importante que el amor sentimental ¿No tenemos una pareja con la que casarnos? ¡Casémonos con la vida! Imagina que cada día es un día nuevo, nuevas cartas ¡Nuevas jugadas! ¡Nuevas oportunidades! Nada nos ata, nadie nos limita.

El auténtico secreto es amar la vida y a los demás. La vida ofrece más cosas que el amor romántico o la compañía (trabajar en proyectos nuevos, dirigir la atención hacia otras áreas,  trabajar la autonomía personal en casos de dependencia emocional, encontrar nuevas actividades y amigos, cuidar esas amistades, hobbies, atender a la familia, ligar y disfrutar del sexo…).
Apartemos la queja de nuestro camino y centremos nuestra energía en lo que SÍ podemos hacer. Hemos de entender que la queja no va a allanarnos el camino ¡Todo lo contrario! Basta ya el decir: “¡Es que yo quiero otra cosa!”, “es que yo no quiero darle amor a mis amigos o a la familia, yo quiero amar a alguien en especial y quiero ser amado por alguien ¡LO NECESITO!”.
La soledad es amarga de inicio porque no estamos acostumbrado a ella, pronto nos acostumbramos y empezamos a disfrutarla ¡La soledad es un combustible maravilloso para la creatividad! ¡El arte bebe de la soledad y se nutre de ella!

Convirtamos nuestra soledad en una atalaya de seguridad, un castillo infranqueable, donde retirarnos a planear la estrategia de nuestras vidas, los pasos a dar, los objetivos sobre los que dirigir nuestras energías. Desde la seguridad de mi atalaya, donde nadie puede entrar y sólo yo puedo disfrutarme, dirigiré el cañón del que saldrá, como un tiro, toda mi capacidad de amar sin queja y sin reproche.

“El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que las jugamos”. William Shakespeare

Antonio Soto


Photo Credit: ROBERTO CABRAL PHOTOGRAPHY Flickr via Compfight cc

Guardar

Guardar

Etiquetado

Mammasutra…

Cristina Torrón es una ilustradora catalana que utilizó su creatividad, arte y humor para aceptar y llevar lo mejor posible su embarazo y maternidad.

Porque no hay nada mejor que reirse de uno mismo, cómo no reirnos de esa apisonadora llamada maternidad. Esos nueve meses de embarazo y esos primeros meses de vida del bebé llenos de dramas, de consejos de terceros, de ideas preconcebidas, de visitas no deseadas tras el parto, de ojeras, de dudas, de noches sin dormir, de primeras veces y de poner a prueba una y otra vez la fórmula infalible del aprendizaje-error.

‘Mammasutra: 1001 posturas para mujeres en apuros’, un divertidísimo cómic que ha llevado a las páginas de un libro a Mammasutra, la alter ego de la autora, un personaje que se ha viralizado con sus historias, con las que cualquier madre se puede sentir identificada, en las principales redes sociales.

FUENTE: CULTURA INQUIETA

Guardar

Etiquetado