#MúsicaParaDespertar…

Las personas con Alzheimer olvidan mucho de lo que han sido, pero la música y las emociones perduran hasta el final.

Las personas con Alzheimer olvidan mucho de lo que han sido, pero la música y las emociones perduran hasta el final. Podéis comprobarlo en nuestro último video. Comparte este enlace y ayudarás a concienciar y sensibilizar a nuestra sociedad. Ayúdanos a llegar a más personas afectadas, sus familiares, cuidadores, y profesionales que les atienden. Hay otras maneras de abordar los graves trastornos de comportamiento que se asocian a la demencia (agitación, agresividad…). Síguenos en Música para “despertar”.

Recordad que en estas fechas podéis ayudarnos donando 1€ para nuestra causa, en el siguiente enlace: https://www.teaming.net/musicapara-despertar

Pronto iremos proponiendo nuevas formas de ayudar y colaborar con nuestro proyecto sin ánimo de lucro. Gracias de corazón por vuestro apoyo. #MúsicaParaDespertar

 

Etiquetado ,

Leyenda tibetana de la gata tricolor…

Dice la leyenda que durante los años 1100 no había paz en los monasterios de los monjes tibetanos; permanentes desacuerdos, discusiones y malentendidos. Había desunión y todos sentían un profundo malestar por no poder vivir en armonía.

Los tres monjes principales del Templo más importante del norte del Tibet comenzaron un ayuno en busca de iluminación y sabiduría.

Al día siguiente de comenzado el ritual del ayuno, apareció en la puerta del Monasterio una Gata Tricolor, la cual tenía un bello manto coloreado de manchas negras, blancas y marrones. Acababa de parir a tres hembras, tricolores igual que ella.

Los monjes consideraron que ésto era una señal, la dejaron entrar y cuidaron muy bien a la Gata Tricolor y sus pequeñas crías.

Durante varios días la única conversación entre ellos era sobre la Gata Tricolor: la belleza de su manto, los adorables cuidados que le prodigaba a sus hijitas y la dulzura y agradecimiento que le demostraba a los monjes por las atenciones para con ella.

Los monjes se reunieron nuevamente para interpretar el hecho que durante esos días no se había suscitado peleas ni discusiones, todo lo contrario, fueron días de armonía y calma.

El más joven de los monjes interpretó esta señal :

“La clave está en sus tres colores: el blanco y el negro son como el Yin y el Yan, la fuerzas de lo opuesto igual que nosotros que estamos en permanente oposición.

El marrón es la tierra, nuestro lugar, y ello significa que aquí debemos conciliar nuestras diferencias, nuestras oposiciones. Si nos amalgamamos, al igual que los tres bellos colores de esta gata lograremos la paz, la armonía y la sabiduría”.

El más anciano le preguntó qué significado tenía que las crías hayan sido todas hembras, a lo que el joven monje contestó:

“Las pequeñas gatas recién nacidas traen el mensaje de lo nuevo, de la mutación, del cambio, y nos lo traen especialmente a nosotros que representamos la permanencia”

Al final del día el más anciano de los monjes dejó el Templo en manos de los más jóvenes y partió hacia las montañas, no sin antes recomendarles que siempre tuvieran una Gata Tricolor en cada templo del Tibet, como recuerdo de esta enseñanza.

Gatito 086

El mono de tu mente…

La mente y cómo nos preocupamos sobre las cosas hacen que no podamos actuar de una manera normal. No puedes dejar de preocuparte y sigues dándole vueltas a lo mismo, como un círculo vicioso.

Dime, ¿puedes dejar tu mente quieta? ¿sin pensar en nada? Es complicado porque la mente es como un mono que no para de moverse y pensar en algo todo el tiempo.

La mayoría de personas intentan mantener la mente ocupada y se sienten muy incómodos con el silencio. Estoy a solas conmigo mismo y quiero escapar de mí mismo y por eso voy al cine, emborracharme, salir por ahí, etc. No quiero estar conmigo mismo… pero ¿qué tiene de malo?

Eres un adicto a tus pensamientos… es una droga, el pensamiento compulsivo es un hábito.

Es difícil parar esa actividad de estar pensando todo el tiempo.

Hay momentos en los que debes dejar de pensar, pero ¿cómo?

Lo primero es que no intentes hacerlo, porque si lo haces, estará volviendo a pensar y no lo conseguirás.

Tienes que saber dejar tu mente sola. Ejercicios de relajación y meditación te pueden ayudar.

Concéntrate en tu respiración, concéntrate en lo que sientes, en tus músculos, en tus órganos, en tu piel, en lo que sientes, en la temperatura de tu cuerpo, en lo que oyes, en lo que hueles, pon tu foco en esas cosas, sin pensar. No juzgues nada, ni tus sentimientos, ni tus emociones ni nada, simplemente observa tu cuerpo, observa lo que sientes y mantente ahí, sin pensar.

Al principio será complicado no pensar en ello pero habrá momentos en los que lo consigas y esto haga que tu mente se desintoxique por momentos y sea como si se reseteara tu cerebro de todos tus pensamientos y tu estrés.

Hazlo antes de irte a acostar, verás como duermes mejor y está algo más relajado.

FUENTE: El Blog que te hará pensar

Etiquetado

Gran duda, pequeña duda, ninguna duda…

Gran duda: gran despertar.

Pequeña duda: pequeño despertar.

Ninguna duda: ningún despertar.

Proverbio Chino

confused-880735_1280

Etiquetado

Destino…

¿Puede algo ser más grande que una fusión maestra entre creaciones de Salvador Dalí y Walt Disney? Lo dudo. En 1946, estos legendarios artistas, se unieron en colaboración para crear un cortometraje con imágenes del estilo característico del pintor español Dalí, tocados por la varita mágica y fílmica del cineasta estadounidense Disney.  Fue hasta medio siglo después, que la obra fue completada en su totalidad.

Salvador Dalí es el máximo representante del surrealismo, mientras que Disney sigue siendo un ícono internacional en la industria cinematográfica.

Las escenas muestran una serie de pinturas de Dalí, que cobran vida en medio del baile y la metamorfosis. Fue producida por John Hench quien, en sus palabras, logró una “figura fantasmal” haciendo coincidir los mayores talentos de dos grandes maestros. 

Por mucho tiempo, el proyecto, se guardó bajo llave, con la idea de preparar una secuencia de seis minutos en la que combinarían animación y vida en los bailarines y efectos especiales para lograr un formato como en la clásica “Fantasía”, de Disney.

La trama de la producción, cuenta la historia de Chronos, la personificación del tiempo y de la incapacidad para darse cuenta que ama a un mortal.

Dalí trabajó con los personajes haciéndolos luchar contra el tiempo. El gigante reloj solar determina el destino de los humanos. Dalí y Hench estaban creando una nueva técnica de animación, el equivalente cinematográfico de la “crítica paranoica”, de Dalí. Su método se inspiró en la obra de Freud acerca del inconsciente y la inclusión de imágenes ocultas y dobles.

La música que acompaña al cortometraje, fue compuesta por el mexicano Armando Domínguez e interpretada por Dora Luz.

Al resultado final, que titularon “Destino”, el gran Walt Disney lo llamó una historia de la búsqueda del amor verdadero, en tanto que el elaborado Salvador Dalí, dijo que era una pantalla mágica de los problemas de la vida en el laberinto del tiempo.

FUENTE: UPSOCL

Excelencia…

Excelencia es el resultado de ocuparse más de lo que otros consideran lógico,

de arriesgarse más de lo que otros consideran seguro,

de soñar más de lo que otros consideran práctico

y de esperar más de lo que otros consideran posible.

qualification-76737_1280

Guardar

Superarse…

La aventura de la vida es aprender.

El objetivo de la vida es crecer.

La naturaleza de la vida es cambiar.

El desafío de la vida es superarse.

La esencia de la vida es cuidar.

El secreto de la vida es atreverse.

La belleza de la vida es dar.

La alegría de la vida es amar.

William Ward

man-489744_1280

 

La cebolla sonriente…

La cebolla no paraba de sonreir, ni siquiera mientras la apuñalaba y la cortaba a juliana. Estuve una tarde sin parar de llorar. Al principio por el jugo que me saltaba a los ojos, luego por todo lo que dije, después por todo lo que callé.

Día tras día, verdulería tras verdulería, supermercados y badulakes. No encuentro, no hay más cebollas sonrientes.

Mira que lloré y lo a poco que me supo. Necesitaría diez cebollas sonrientes más para llorar todo lo que me falta, todo lo que me sobra, todas las espaldas que no acaricié, todos los sitios a los que no fui, todas las veces que aparté la mirada, todos los cuentos que ya no escribo.

Diago Lezaun

onion-899102_1280

Guardar

Etiquetado
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.252 seguidores