Archivo de la etiqueta: poesia

Babelia Heterogénea…

“Deshacer parpadeando los entretejidos del lenguaje, silenciar hasta el último eco.” A.L

Presentación audiovisual del poema de Elia Maqueda, una de las enormes joyas que se pueden disfrutar en su libro “RECORTABLES”.
http://myclownworld.blogspot.com/
http://generaciondel84.blogspot.com/

Etiquetado ,

Soledad…

No sufro de soledad:
el dolor de la soledad no gravita en mí.

Pero la soledad
se manifiesta en toda su dimensión.

Alejandro Lanús

422585_4862899045041_315139824_n

Umbrales x © Mac RV

Etiquetado

Ni soñarte…

Te he pensado hasta el olvido

Te he olvidado hasta soñarte

Te he soñado hasta al pensarte

Y al querer volver a tenerte

Desperté así de repente

Sin pensarte

Ni olvidarte

Ni soñarte

Ni tenerte

Paz Castelló

_dsc0048
Etiquetado ,

Mi soledad…

550206_582468705116089_579792946_n

Etiquetado

Yo no…

525682_207125769412060_800928323_n

Etiquetado

Ll??mame por mis verdaderos nombres…

No digas que partiré mañana
porque todavía estoy llegando.

Mira profundamente: llego a cada instante
para ser el brote de una rama de primavera,
para ser un pequeño pájaro de alas aún frágiles
que aprende a cantar en su nuevo nido,
para ser oruga en el corazón de una flor,
para ser una piedra preciosa escondida en una roca.

Todavía estoy llegando para reír y llorar,
para temer y esperar,
pues el ritmo de mi corazón es el nacimiento y la muerte
de todo lo que vive.

Soy el efímero insecto en metamorfosis
sobre la superficie del rio,
y soy el pájaro que cuando llega la primavera
llega a tiempo para devorar este insecto.

Soy una rana que nada feliz
en el agua clara de un estanque,
y soy la culebra que se acerca
sigilosa para alimentarse de la rana.

Soy el niño de Uganda, todo piel y huesos,
con piernas delgadas como cañas de bambú,
y soy el comerciante de armas
que vende armas mortales a Uganda.

Soy la niña de 12 años
refugiada en un pequeño bote,
que se arroja al mar
tras haber sido violada por un pirata,
y soy el pirata
cuyo corazón es incapaz de amar.

Soy el miembro del Politburó
con todo el poder en mis manos,
y soy el hombre que ha de pagar su deuda de sangre
a mi pueblo, muriendo lentamente
en un campo de concentración.

Mi alegría es como la primavera, tan cálida
que abre las flores de toda la Tierra.
mi dolor es como un rio de lágrimas,
tan desbordante que llena todos los Océanos.

Llámame por mis verdaderos nombres
para poder oír al mismo tiempo mis llantos y mis risas,
para poder ver que mi dolor y mi alegría son la misma cosa.

Por favor, llámame por mis verdaderos nombres
para que pueda despertar
y quede abierta la puerta de mi corazón,
la puerta de la compasión.

Thich Nhat Hahn
Monje budista, escritor, poeta y activista por la paz.

Thichnhathanh

FUENTE: SLOYU

Etiquetado ,

Cuando Amma me abraz??…

Cuando Amma me abrazó
el universo me invadió,
el mundo exterior se desvaneció
y mi corazón bostezó. 

Cuando Amma me abrazó
mi alma se desbordó,
mi mundo interior se desveló
y mi corazón se desperezó.

Cuando Amma me abrazó
su vibración me envolvió,
su fuerza me impulsó
y mi corazón se despertó.

No es el amor el capullo sino la flor en flor.
No es el amor el mendigo sino el rayo de sol.
No es el amor el resplandor sino la luz interior.
No es el amor el miedo sino el valor…

El valor de ser
El valor de sentir
El valor de amar
El valor de DEJARSE querer.

Itziar Azkona

Amma1

FUENTE: El Blog Alternativo

Etiquetado

Me quemas…

Promesa
que se abre
al verte, bullicio
de la sangre,
aire que sopla
la vela
de este instante,
tu aroma
que sube contigo al pensamiento, mirada que no te deja y sabe
que cuando me miras esta??s mi??o.

Elena Zamora, www.lasalasdeldeseo.es

3

 

Etiquetado

Sobre Neruda…

“[Su poesía] Riega los campos y da pan al hambriento.”
Pablo Mora.

“Por la poesía de Neruda pasa Chile entero, con sus ríos, sus montañas, sus nieves eternas y tórridos desiertos.”
Salvador Allende.

46480_437178379682719_1228142048_n

Etiquetado ,

Tiempo de Cambios…

No busco sueños placebo
ni busco encontrar un ala
mi espalda me lleva bien
adonde quieren mis ganas
busco saciar mi sed

donde el agua ya no existe
donde tu meta perdiste
donde la noche no muere

Sueño ajeno es terquedad
si tu sombra no responde
es tu alma no te asombres
esos gritos que escuchás
atardeceres que dejan
la luz perdida en el alba
y la alborada se cierne
sin principio ni final

Huellas que voy dejando
se disuelven en la arena
en el aire solo estelas
de una hija que se va
quiera Dios tener piedad
de éste pobre habitante
que intenta mundos iguales
y agoniza enfermedad.

Fernando Arrieta

241863822_c72ba1b3df_o

Etiquetado