Archivo de la etiqueta: articulo

La mente determina la experiencia exterior…

Joe Dispenza, doctor en Quiropráctica, bioquímico y neurocientífico. “Si quieres otra realidad, debes convertirte en otra persona”

Tengo 50 años. Nací en Nueva Jersey y vivo en las afueras de Seattle. Casado, tres hijos. Me especialicé en cardiopatía e imagen cerebral. Soy profesor en la Universidad de Atlanta. Creo que tenemos capacidad de crear nuestra vida y que a través de nosotros se expresa lo divino

La ley del cambio

Nuestra personalidad y nuestra realidad se han construido según cómo pensamos, actuamos y sentimos. Con mucha disciplina, entrando a diario en nuestro cerebro, podemos, según Dispenza, crear nuestra realidad. En su último libro, Deja de ser tú (Urano), explica cómo y propone un aprendizaje de cuatro semanas. Quiropráctico con una vida de película, tuvo una lesión que le hizo replantearse las capacidades de nuestro cerebro y se convirtió en bioquímico y neurocientífico. “Primero investigué las remisiones espontáneas de enfermedades y analicé qué tenían en común las personas que lo conseguían. Luego decidí reproducirlo, y todo lo que es reproducible se convierte en una ley”.

Lleva años defendiendo que podemos llegar a controlar nuestra mente y la realidad.

La mente determina la experiencia exterior, porque todo se reduce a campos de energía, de modo que nuestro pensamiento altera constantemente nuestra realidad. Es posible cambiar circunstancias de la realidad si sabemos cómo.

Pues debo de ser muy torpe.

Si sostiene los mismos pensamientos, si lleva a cabo las mismas acciones y vive con los mismos sentimientos y emociones, su cerebro y su cuerpo seguirán igual; pero cada vez que aprende algo establece nuevas conexiones que cambian físicamente su cerebro. 

Nos pasamos la vida aprendiendo.

No todos. Aun así, aprender no es suficiente. Has de aplicar lo que aprendes, y cuando empiezas a experimentar las emociones de esa experiencia, entonces literalmente das nuevas señales a tus neuronas y creas nuevas sinapsis: a eso se le llama evolución.

Si fuera tan sencillo…

Siempre estamos creando un futuro, lo que pasa es que solemos crear el mismo, reafirmamos nuestra personalidad. Vivimos dirigidos por una serie de pensamientos, conductas y reacciones emocionales memorizados (temor, culpabilidad, falta de autoestima, enfado, prejuicios…) que son muy adictivos y que funcionan como programas informáticos instalados en el subconsciente.

¿Dónde está el cambio?

En ser más grande que las circunstancias de tu vida. O somos las víctimas de nuestra realidad o los creadores.

Suena a autoayuda.

Si analizamos grandes personajes de nuestra historia, vemos que todos ellos pensaron e imaginaron un futuro el suficiente número de veces como para que su cerebro cambiara literalmente, hasta el punto de que sentían esa experiencia deseada como si ya hubiera sucedido.

Primero crearon el cambio en ellos.

Cambiar significa ir más allá del entorno, el cuerpo y el tiempo. Podemos hacer que el pensamiento sea más real que cualquier otra cosa, y lo hacemos a diario: si estamos conduciendo por una carretera pero concentrados en nuestro pensamiento, no vemos la carretera, no sentimos nuestro cuerpo y no sabemos cuánto tiempo ha pasado. Ese estado es el que utilizamos para crear.

Absortos en la emoción.

Pero la mayoría de las personas están pensando en sus problemas en lugar de pensar en las posibilidades.

Pero pensar en algo no lo hace real.

Una vez tenemos una visión, nuestro comportamiento debe responder a las intenciones. La mente y el cuerpo deben trabajar juntos. Tenemos que escoger de manera distinta de como hemos escogido para que pueda suceder algo nuevo. Si quiere crear una nueva realidad personal, tiene que, literalmente, convertirse en otra persona.

¿Cómo?

Mediante un programa de meditación desligada de misticismos que pretende que el cerebro y el cuerpo no respondan de forma predecible. Se trata de que se convierta en una habilidad, de abrir la puerta del sistema operativo, de todos esos programas subconscientes donde realmente ocurre el cambio.

Pongamos, por ejemplo, la ansiedad…

El escáner de alguien con ansiedad o con depresión es el mismo: el cerebro empieza a segregar química como si eso que teme la persona estuviera sucediendo, y con el tiempo esa química se convierte en adictiva.

¿Cómo salir del bucle?

Meditación significa familiarizarse con. Si haces conscientes tus pensamientos y tus hábitos automáticos y observas las emociones, empiezas a objetivizar tu mente subconsciente. Si te familiarizas con los aspectos de ti mismo que crean la ansiedad (o lo que quieras cambiar), durante la vigilia observarás cuándo empiezas a sentirte de esa manera y serás capaz de cambiarlo.

¿Y a partir de ahí?

… Si decides quién quieres ser, cuál es el gran ideal de ti mismo, qué pensamientos quieres tener, qué conductas quieres demostrar, qué emociones quieres experimentar; si te recuerdas cada día quién ya no quieres ser y quién quieres ser y empiezas a pensar en nuevas formas de ser, cuanto más pienses en ello y más lo planifiques, más estás instalando los circuitos en el cerebro.

Cuanto más te observes a ti mismo, menos serás tú mismo.

Exacto. Si podemos enseñar al cuerpo a confiar en el futuro y vivir en la alegría, creamos nuevas conexiones. Una atención clara y una emoción elevada cambian el destino. Pero requiere disciplina. El simple pensamiento positivo no funciona, porque la negatividad está instalada en el subconsciente. Los cambios verdaderos consisten en ser consciente de tus reacciones inconscientes.

¿Y qué dicen sus colegas?, ¿le tratan de esotérico, chiflado…?

Hay una división intelectual: tengo colegas que defienden teorías similares a las mías y somos tan científicos como los que defienden modelos más convencionales. Pero yo propongo que se pruebe y se juzgue.

8383532724_102fe21819_z

FUENTE: Medicina Cuántica

 

Anuncios
Etiquetado

Bondad como clave de felicidad…

Los niños que hacen un esfuerzo para llevar a cabo actos de bondad son más felices y experimentan una mayor aceptación de sus pares, sugiere una nueva investigación de la Universidad de British Columbia y la Universidad de California, Riverside.

Los investigadores examinaron la manera de aumentar la felicidad en estudiantes de entre 9 y 11 años. Se les pidió a 400 alumnos de las escuelas primarias de Vancouver que informaran sobre su felicidad y que identificaran con cuáles de sus compañeros de clase les gustaría trabajar en las actividades sociales.

Se llevaron a cabo registros, tanto en el colegio como en sus casas, de pequeños actos de bondad como compartir su almuerzo o dar un abrazo a su mamá cuando ella se sentía estresada.

Los niños que habían realizado más actos de bondad eran los más elegidos por sus compañeros para hacer tareas juntos. Asimismo, se declaraban también como personas muy felices.

Este estudio demuestra que la bondad tiene algunos beneficios reales para la felicidad personal de los niños.

Bondad

FUENTE: RECURSOS DE AUTOAYUDA

Etiquetado ,

Striptease…

“Vamos bailando cada vez más hacia dentro, para liberarnos más hacia fuera”. Lily C.

En esta entrevista, Lily C. nos ofrece su sabiduría sobre las emociones de la mujer y nos ayuda a habitar nuestro cuerpo desde la danza erótica.

http://www.inteligenciaemocional-portal.org/ENTREVISTAS/LILY.pdf

2555367302_229c09b34f_b
Photo Credit: Cain Grooversnore via Compfight cc
Etiquetado ,

Lo que nos pasa por dentro…

Eduard Punset (Barcelona, 1936) es un fenómeno sin precedentes en España. Haber vendido más de un millón de libros de no-ficción, sobre todo de temas científicos, y dirigir a la vez un programa de televisión, “Redes”, en antena desde hace 16 años, una revista mensual (del mismo nombre) y una fundación dedicada a la investigación social lo convierten en un caso único en el ecosistema cultural. Reinventándose continuamente (fue ministro de Suárez, conseller de Tarradellas, cargo del FMI…), basta citar tres muestras de su enorme popularidad: tiene un imitador en ‘Polònia’, anuncia pan de molde en la tele, como si fuera un futbolista, y le siguen más de 800.000 personas en facebook. Ahora acaba de publicar “Lo que nos pasa por dentro” (Destino), un libro en el que pasa revista al estado emocional de la gente basándose, como siempre, en los avances científicos más recientes. Nos recibió en su casa de Madrid, mientras se recupera de una fractura de tibia y peroné.

Parece que no somos muy buenos gestionando nuestras emociones…
Es impresionante darse cuenta de que un 30% de la gente vive en la soledad, la tristeza, o el estrés. Al menos diez millones de personas en España se sienten así, y nadie se ocupa de ellas. Mi fundación tiene un grupo de una docena de psicólogos clínicos que contesta por Internet a las preguntas de la gente, e intercalo eso en mi libro. Nos hemos involucrado con las redes sociales. El gran vacío de nuestra sociedad es que no aprovechamos los descubrimientos científicos en el ámbito psicológico. Ya hay soluciones para acabar con todo este sufrimiento y nadie se preocupa de ello.

Es la paradoja que experimenta el lector de su libro: si ya se sabe cómo arreglarlo, ¿por qué no se hace?
Es tremendo, me produce una inmensa tristeza. Yo voy a los laboratorios, me explican, por ejemplo, cómo a través de la epigenética se pueden detectar en el vientre de la madre determinadas cosas; o el gran descubrimiento, consensuado universalmente, de la gestión emocional, y nadie hace ni puto caso, no se explica que con tu experiencia individual puedes incidir en tu estructura cerebral genética. Usted y yo hemos crecido en un mundo en que nos decían que la genética era la dada al nacer y ya está, y esto ha cambiado. Ser feliz es cuestión de voluntad.

Cuéntenos otro descubrimiento importante.
Dos grupos de ratones: en uno de ellos, la madre lame a sus crías; en el otro, la madre pasa de ellos. Resultado: los primeros viven más años.

Punset_3

Sigue leyendo

Etiquetado , ,

Ser feliz…

¿Cómo puedo resolver los problemas que me impiden ser feliz?

Podemos pensar en la vida como una sucesión de lecciones por aprender. Esta sería una interpretación “positiva” que nos permite sacar provecho aún de los obstáculos con los que inevitablemente nos toca enfrentarnos.

Pero con una visión “negativa” o pesimista podríamos decir que la vida está llena de problemas que nos impiden ser felices. Vale la pena resistir esa interpretación negativa y aceptar los problemas como algo natural de la vida. Los problemas no son el obstáculo para la felicidad sino que muchas veces los usamos para justificar los “oscuros” estados de ánimo que estamos acostumbrados a sostener.

Claro que hay que tratar de resolverlos, pero sin condicionar nuestra felicidad a la solución de ningún problema en particular. La felicidad nace de una decisión (la decisión de ser felices!) y de una actitud general de aceptación y de gratitud por lo que ya tenemos.

Por último una publicidad muy interesante:

FUENTE: Amarse a uno mismo

Etiquetado ,

Entrevista a un m??dico tibetano…

Entrevista a un medico tibetano. (Tulku Lama Lobsang)

¡Impresionante la simplicidad de sus palabras!

Tulku Lama Lobsang viaja por todo el mundo impartiendo sus enseñanzas de medicina, psicología y astrología, y curando con las manos y la mirada.

P.- Cuando un paciente viene a su consulta, ¿cómo descubre cuál es su enfermedad?
R.-Mirando cómo se mueve, su postura, la forma de mirar. No hace falta que me hable ni me explique qué le pasa. Un doctor de medicina tibetana experimentado, solo con que el paciente se le acerque a unos 10 metros, puede saber qué dolencia sufre.

P.-Pero también escucha los pulsos.
R.-Así obtengo la información que necesito de la salud del enfermo. Con la lectura del ritmo de los pulsos se pueden diagnosticar un 95% de las enfermedades, incluso psicológicas. La información que dan es rigurosa como la de un ordenador. Pero leerlos requiere mucha experiencia.

P.-Y después, ¿cómo cura?
R.-Con las manos, la mirada, y preparados de plantas y minerales.

P.-Según la medicina tibetana, ¿cuál es el origen de las enfermedades?
R.-Nuestra ignorancia.

P.-Pues perdone la mía, pero, ¿qué entiende usted por ignorancia?
R.-No saber que no sabes. No ver con claridad. Cuando ves con claridad, no tienes que pensar. Cuando no ves claramente, pones en marcha el pensamiento. Y cuanto más pensamos, más ignorantes somos y más confusión creamos.

P.-¿Cómo puedo serlo menos?
R.-Le daré un método muy simple: practicando la compasión. Es la manera más fácil de reducir tus pensamientos. Y el amor. Si quieres a una persona de verdad, es decir, si no la quieres solo para ti, aumenta tu compasión.

P.-¿Qué problemas ve en Occidente?
R.-El miedo. El miedo es el asesino del corazón humano.

P.-¿Por qué?
R.-Porque con miedo es imposible ser feliz, y hacer felices a los otros.

P.-¿Cómo afrontar el miedo?
R.-Con aceptación. El miedo es resistencia a lo desconocido.

P.-Y como médico, ¿en qué parte del cuerpo ve más problemas?
R.-En la columna, en la parte baja de la columna: os sentáis demasiado tiempo en la misma postura. Vitalmente, tenéis demasiada rigidez.

P.-Tenemos muchos problemas.
R.-Creemos que tenemos muchos problemas, pero en realidad nuestro problema es que no los tenemos.

P.-¿Qué quiere decir?
R.-Que nos hemos acostumbrado a un nivel de necesidades básicas cubiertas, de modo que cualquier pequeña contrariedad nos parece un problema. Entonces, activamos la mente y empezamos a darle vueltas y más vueltas sin solucionarlo.

P.-¿Alguna recomendación?
R.-Si el problema tiene solución, ya no es un problema. Si no, tampoco.

P.-¿Y para el estrés?
R.-Para evitarlo, lo mejor es estar loco.

P.-¿…?
R.-Es una broma. No, no tan broma. Me refiero a ser o parecer normal por fuera, y por dentro estar loco: es la mejor manera de vivir.

P.-¿Qué relación tiene usted con su mente?
R.-Soy una persona normal, o sea que a menudo pienso. Pero tengo entrenada la mente. Eso quiere decir que no sigo a mis pensamientos. Ellos vienen, pero no afectan ni a mi mente ni a mi corazón.

P.-Usted se ríe a menudo.
R.-Cuando alguien ríe, nos abre su corazón. Si no abres tu corazón, es imposible tener sentido del humor. Cuando reímos, todo es claro. Es el lenguaje más poderoso: nos conecta a unos con otros directamente.

P.-También acaba de editar un CD de Mantras con una base electrónica, para el público occidental.
R.-La música, los Mantras y la energía del cuerpo son lo mismo. Como la risa, la música es un gran canal para conectar con el otro. A través de ella, podemos abrirnos y transformarnos: así la usamos en nuestra tradición.

P.-¿Qué le gustaría ser de mayor?
R.-Me gustaría estar preparado para la muerte.

P.-¿Y nada más?
R.-El resto no importa. La muerte es lo más importante de la vida. Creo que ya estoy preparado. Pero antes de la muerte, debemos ocuparnos de la vida. Cada momento es único. Si damos sentido a nuestra vida, llegaremos a la muerte con paz interior.

P.-Aquí vivimos de espaldas a la muerte.
–Mantenéis la muerte en secreto. Hasta que llegará un día de vuestra vida en que ya no será un secreto: no os podréis esconder.

P.-Y la vida, ¿qué sentido tiene?
R.-La vida tiene sentido, y no. Depende de quién seas. Si realmente vives tu vida, entonces la vida tiene sentido. Todos tenemos vida, pero no todo el mundo la vive. Todos tenemos derecho a ser felices, pero tenemos que ejercer ese derecho. Si no, la vida no tiene sentido.

Entrevistado por Gaspar Hernández — con Dainys López de Martínez, Ixtaccihuatl Yolihuani y Mario Martin Zorita.

523881_466771293346416_1154026233_n

no

Etiquetado , ,

Superar una ruptura…

Todo el mundo en algún momento de sus vidas puede afrontar o esta en estos momentos en el proceso de lidiar una ruptura.  El como supere este situación determinara el como llevara la siguiente o las futuras relaciones.

Mucha gente después de su primera ruptura, por miedo a otro abandono crea un patrón en su interior. Teóricamente el cree que lo hace para protegerse, para que no vuelva a pasar. Pero en realidad le hace ir fracasando en la siguiente relación o en relaciones futuras. Ya que igual su energía que tramite puede ser celosa, manipuladora, dominante, complaciente, etc.…

Lo más importante en este momento es empezar a cicatrizar las heridas. La mayoría de la gente después de una ruptura se pasan el día Mirando fotos, leyendo mensajes por el móvil, mirando a ver si se conecta a Facebook o el Messenger y muchas cosas mas. Es por ello que el estado de duelo se hace interminable, puede durar meses y en algunas personas incluso años.

Depende de ti ¿cuanto es el tiempo que quieres estar sufriendo? puedes empezar a sentirte bien en un día, una semana, o un mes. En ti esta la decisión. Yo solo te voy a marcar las pautas a seguir:

Lo primero que te recomiendo es que tengas a alguien para hablar. Alguien al que le puedas contar como te sientes.  Te recomiendo que hables de tus sentimientos solo con un amigo, el mas cercano que tengas. Tu amigo puedo comprenderte y ayudarte a superarlo.

Si necesitas hablar recuerda que la familia siempre comprende mucho mejor nuestros sentimientos y nos pueden ayudar.

No te aconsejo que hables con más gente de tu situación sentimental. Ya que se pueden sentir agobiados e ir alejándose de ti.

También es bueno que escribas una especie de pequeño diario contando lo que sientes. Te ayudara a desahogarte cuando no tengas con quien hablar.

Es importante que empieces por aceptar la situación, hiciste todo lo que pudiste para hacer funcionar esta relación. No te quedes perdido en los recuerdos del pasado o en que hubiera pasado si la relación hubiera funcionado. No estaba en tus manos el conseguir hacer que funcione, al igual que no puedes obligar a alguien a que te quiera.

No vivas en el pasado, regresa al presente.

Para eliminar los recuerdos negativos que te  vienen a la mente a raíz dela ruptura. Te recomiendo que hagas un poco de Feng Sui. En feng shui una de las cosas que se hace para equilibrar tu energía es desacerté de lo viejo, de lo que no utilizas, o de lo que te trae malos recuerdos. Mucha gente almacena y almacena cosas que nunca va a utilizar, por si algún día le da algún uso. Como eres por fuera eres por dentro. Igual que en tu vida diaria almacenas cosas que no quieres, dentro de ti también almacenas cosas que no quieres. En ti esta el proceso de empezar a ser libre.

Imagen-4535702-2

FUENTE: El despertar interno

Etiquetado ,

??Es saludable decir siempre la verdad?…

“Asociar verdad con salud es una relación problemática y compleja”, afirma el psicólogo Rubén González. Durante 10 semanas analizaron las respuestas de 110 personas ante ciertas situaciones. La mitad de ellas fue entrenada para decir menos mentiras. Tales beneficios iban desde menos sentimientos de tensión y melancolía a un menor número de cefaleas y molestias de garganta.

Sin embargo, la mentira ofrece ciertas ventajas en las relaciones sociales. El psicólogo y criminólogo Jaime Gutiérrez,  asegura que ”mentir es una conducta adaptativa”.

“Podemos asociar los beneficios con la ansiedad, es decir, con la verdad se disminuye la ansiedad. Pero tampoco podemos afirmar que esto sea mejor o peor para la salud”, indica este experto apuntando a que las personas tienen distinto nivel de activación que, traducida en forma de ansiedad, es buena y necesaria.

Fundamentalmente, explica este experto, las personas mienten por tres motivos: para adaptarse a un ambiente hostil, para evitar castigos y para conseguir premios o ganancias sobre los demás. “Por ejemplo, la gente en su curriculum vítae pone un nivel de inglés más alto del que realmente sabe, pero lo hacen para conseguir un premio, un puesto de trabajo en este caso, y esa conducta no tiene porqué ser necesariamente mala”, desarrolla.

Decía el médico y psicoterapeuta austríaco Alfred Adler que “la verdad es a menudo un arma de agresión. Es posible morir, e incluso asesinar, con la verdad”, por lo que a veces ser honesto no podría resultar tan bueno. “En ocasiones decir la verdad, puede ser contraproducente”, asegura Gutiérrez, no obstante, aclara que la sinceridad es buena cuando las consecuencias son positivas para la persona que emite la conducta y para su entorno.

Por su parte, Rubén González también apoya esta afirmación. “Hay que buscar el equilibrio entre lo que es bueno para nosotros y para el que recibe la notica”. Además, asegura que algunas veces puede asociarse decir la verdad con signos de inocencia o falta de madurez, por tanto, en ocasiones la mentira puede ser incluso necesaria.

Este experto divide la mentira en mentira ‘prudente’ e ‘imprudente’. La primera es aquella que se dice para adaptarse a la situación, la que es “necesaria” decir en ocasiones para evitar un mal mayor. Pone de ejemplo, una situación peligrosa como estar en una habitación con mucha gente y que haya un incendio. “Puedes mentir y decir a la gente que no está pasando nada y evitar así el caos. El control es necesario en estos casos”, detalla.

La segunda es cuando lleva consecuencias peores que dificultan ese equilibrio mencionado anteriormente. Decir la verdad, puede tener consecuencias negativas en el otro. Esto es, hay personas que tienen que decir siempre la verdad, ”tener la conciencia tranquila”, y esto “no siempre es bueno”, puntualiza el psicólogo. “Esta sensación de conciencia tranquila es la creencia de creer que han actuado bien y por ello ‘se sienten mejor’ físicamente”, explica.

“La honestidad absoluta en el ser humano no existe, es imposible que un hombre siempre diga la verdad”. Ésta, asegura, es un valor que debe ir añadido junto a otros: “De nada vale que una persona sea sincera, si le faltan otros valores”.

Como conclusión, los expertos aseguran que no podemos relacionar mentir en contextos cotidianos con una peor salud, pero que es bueno que en la sociedad se eduque desde la honestidad y la franqueza. ”Un desarrollo moral adecuado desde la infancia, orientado en la verdad, es positivo”, finaliza Gutiérrez.

Verdad-o-mentira

FUENTE: El Mundo.es

Etiquetado

Sharismo…

Isaac Mao, empresario, blogger e investigador en el campo de la enseñanza 2.0, considera que la condición de compartir del ser humano forma parte de su propia naturaleza, es decir, en la propia sinapsis neuronal, por lo tanto está codificado en el genoma humano. Existe una predisposición innata que él denomina sharismo, (del inglés share, compartir). Para Mao el sharismo es el “Espíritu de la Era de la Web 2.0” y lo resume en una frase:

“Cuanto menos compartes, menos poder tienes”. El sharismo será la política de la próxima superpotencia global. No será un país, sino una nueva red humana unida por el software social.

Casi todas las actividades que implican compartir generan resultados positivos, se logra, de acuerdo con Mao una felicidad inmediata que actúa como primera recompensa pero tenemos otras:

  • Recibir comentarios, sabremos si hemos logrado provocar interés, apreciación, emoción.
  • Acceso a todo el material que tus amigos están compartiendo en sus redes sociales.
  • Todo el material compartido puede ser reenviado, puesto en circulación y republicado a través de las redes de otras personas. Este efecto cascada puede hacer que tu obra llegue a las masas en red.
  • Podemos permitir que los demás creen obras derivadas a partir de lo que compartes. Esta decisión puede dar lugar fácilmente a un efecto bola de nieve que resulte en más creaciones, por parte de la gente que está en los nodos clave de la red y que comparten la misma pasión por crear y compartir.

Cuanta más personas participen en el espíritu del sharismo, más fácil será lograr unos medios de comunicación 2.0 bien equilibrados y equitativos hechos por la gente a su medida. Los medios de comunicación no serán controlados por ninguna persona concreta sino que residirán en la propia distribución de la red social. Los derechos sobre los medios de comunicación pertenecerána todos. Podemos ser productores y consumidores en un sistema de este tipo.

¿Qué ocurre con los derechos de autor? El entorno en el que se comparte está más protegido de lo que se piensa. Muchas de las nuevas aplicaciones sociales permiten configurar fácilmente los términos de uso. Cualquier violación de los términos puede ser perseguida no solo en los tribunales, sino por parte de tu propia comunidad. El público, que se beneficia de la información compartida, puede convertirse también en la salvaguarda de los derechos.

Isaac-mao_54155023142_53389389549_600_396

FUENTE: Comunidad de liderazgo e innovación

Etiquetado

??Pato o conejo?…

Un artículo por Natalia Martín Cantero

Una fuente constante de bienestar en mi vida procede de las lecturas de mi hija de cinco años. Un mal día con frecuencia se transforma en una buena noche después de leerle un cuento. Ayer, sin embargo, discutimos. Donde ella veía un conejo, yo veía un pato.

Ocurre a menudo. Donde unos ven progreso, otros ven retroceso. Donde unos ven un hombre, otros ven una lagartija. Y así. Sólo decir que está bien comenzar el día viendo lo que a uno le dé la gana; aquí un pato, allá una lagartija.

¿Es un pato o un conejo?

De la foto se deduce que no pretendo ponerme sesuda en este artículo.

Pero me he topado con una historia de un catedrático de fisiología que se pregunta (a raíz de la misma imagen pero en versión aburrida) qué poderoso mecanismo del cerebro nos permite tener conciencia de cuanto vemos. Para encontrar la respuesta a esa pregunta, puedes leer su textoVentana nueva. A mí lo que realmente me interesa no es tanto lo que vemos como lo que NO vemos.

Igual que mi hija no es capaz de ver el pato y yo sólo adiviné el conejo cuando le vi con la zanahoria en la boca, me pregunto cuántas otras cosas importantes se me escapan. Como el héroe de la película de John Carpenter Están vivos, que por casualidad encuentra una caja repleta de gafas de sol que le permiten ver el mundo tal como es. Los anuncios en las paredes o las revistas esconden, en la película, un mensaje subliminal de servidumbre en el que se nos ordena reproducirnos, obedecer, dormir, comprar compulsivamente, no cuestionar la autoridad. Un anuncio de un nuevo televisor, por ejemplo, en realidad dice “¡No penséis, consumid!”. Entre nosotros hay seres con apariencia humana pero de verdadera apariencia alienígena, reptiloide, y son los ricos y poderosos y las fuerzas del orden: las gafas permiten ver el verdadero mensaje por debajo de la superficie.

También funcionarían, digo yo, en el otro sentido: estas gafas descubrirían a ese viejecito amable que siempre nos abre la puerta; al compañero que nos trae un café con la medida justa de azúcar cada mañana; a la buena gente que tan a menudo pasa desapercibida. En conclusión: yo, para los Reyes próximos, me pido unas de esas. Pato conejo pato conejo pato conejo lagartija.

FUENTE: VIDA SENCILLA

Etiquetado