Archivo de la etiqueta: educacion

El síndrome del niño rico…

Artículo interesante para los que son padres y para los que no lo son…

Según los sicólogos, los padres están dando demasiada libertad, dinero, juguetes e información a sus hijos.

Le compra con frecuencia costosos regalos a su hijo, aunque no se trate de una ocasiòn especial? ¿A menudo pospone gastos familiares para pagar las vacaciones o los caprichos de su hijo? ¿Le deja ver más de una hora de televisión diaria? ¿Lo lleva a “excursiones culturales” aunque él no quiera ir? ¿Está su hijo habitualmente matriculado en actividades opcionales como lecciones de música, de idiomas o entrenamientos deportivos, aunque él generalmente preferiría quedarse en casa jugando? ¿Espera su hijo recompensas en dinero, cada vez que le hace un favor a alguien o realiza una buena acciòn? ¿Su hijo se queja a menudo de estar “aburrido” y no tener nada que hacer, a pesar de tener el cuarto lleno de juegos? Si la respuesta a cualquiera de estas preguntas es afirmativa, usted puede ser padre de un niño que tiene demasiado… Una epidemia social que, según los expertos, está poniendo en peligro la salud física y emocional de los niños.

Eso es lo que sostiene el pediatra Ralph Minear, profesor de pediatría de la Facultad de Medicina de Harvard, quien acaba de publicar un libro sobre el tema: “El niño que tiene de todo en exceso”. Según el autor, a falta de tiempo para estar con sus hijos, los padres están dando excesivas cantidades de libertad, dinero, juguetes, comida, información y protección a sus hijos. Son padres que quieren que sus hijos tengan todo lo que ellos no tuvieron. Sin embargo, lejos de conseguir el ‘hijo perfecto’ con el que sueñan, se encuentran generalmente con niños desadaptados, deprimidos o rebeldes que sucumben ante semejante avalancha.

Es el sìndrome del niño rico. Pero según el autor, no se necesita ser rico para sufrir tal síndrome. “El fenómeno no se ve sólo en los niños de clase alta. Con mayor frecuencia se presenta en familias de clase media, ‘acomodadas’ o que simplemente aspiran a tener más bienes, más ingresos y mejor posición social”. Y como resultado del esfuerzo económico y los sacrificios que implica para muchas familias saturar a sus retoños de “oportunidades”, los niños se ven enfrentados también a demasiadas exigencias para que sobresalgan en todos los campos. “Muchos padres modernos piensan que deben colocar a sus hijos, tan pronto como sea posible, en la ruta del triunfo para evitar que se queden rezagados. En lugar de permitir que los niños adquieran y desarrollen sus aptitudes a un ritmo natural, tratan de acelerar el proceso normal de aprendizaje y ejercen sobre sus hijos enormes presiones que no les dejan una alternativa distinta a triunfar”.

Para saber si usted ha convertido su hogar es una especie de invernadero donde se cultivan super niños, el autor da señales de alerta: Cuando el niño empezó a caminar, ya estaba matriculado en algún programa de enseñanza precoz. Su hijo es generalmente el primero en poseer las innovaciones que aparecen en el mercado. La mayor parte del día del niño está programada. Durante las vacaciones, su hijo siempre toma un curso (desde tenis hasta lectura rápida) destinado a darle una ventaja especial sobre otros niños. “Generalmente los padres que invierten más dinero que tiempo en la educación de sus hijos se ven frustrados o al menos desconcertados de que los resultados no sean equivalentes. En cambio los que participan de sus intereses y dan más compañía que bienes materiales reciben inesperados dividendos de satisfacción por los logros de sus hijos”, afirma el pediatra.

Pero además de la frustración paterna, los niños son los que pagan las consecuencias de esos excesos. La opinión general de los expertos es que cada vez más niños llegan a los consultorios de los pediatras y psicólogos, víctimas del mismo estrés que sufren los adultos en el competitivo mundo profesional. Los síntomas de lo que el autor llama “el sìndrome del niño rico” se manifiestan en diversas formas. En la parte física pueden ir desde frecuentes dolores de cabeza hasta la aparición de fobias sin que medie una razón aparente. En la parte emocional este alto nivel de ansiedad se manifiesta en la falta de rendimiento escolar y dificultad para mantener buenas relaciones con sus compañeros. Según el especialista, existe una línea divisoria muy sutil entre los padres que saben cómo ayudar a sus hijos a desarrollar todo su potencial y aquellos que los presionan excesivamente. “Pero cuando se ha cruzado ese lìmite, el niño se vuelve desdichado, intranquilo, irritable o presenta síntomas físicos y emocionales. Con gran frecuencia incurre en comportamientos perjudiciales, como el consumo de alcohol o la utilización de drogas prohibidas”.

La opinión de los expertos es que los padres modernos están forzando el ingreso prematuro de sus hijos en el mundo de los adultos. Con frecuencia, los padres cortan demasiado temprano las amarras que unen a sus hijos al hogar. Muchos de los problemas serios del adolescente son el resultado de los excesos de libertad: niños que pasan mucho tiempo sin la vigilancia, que manejan el dinero sin control, que realizan demasiadas actividades fuera de su casa, que tienen acceso a programas de televisión o revistas para adultos y que toman sus propias decisiones cuando aún no han recibido la orientaciòn y los valores necesarios para enfrentar tales experiencias. El especialista sostiene que, si bien, brindar a los hijos oportunidades y ventajas para que puedan desarrollar todo su potencial es una aspiración sana, las exageraciones en este sentido pueden acarrear serios problemas en su formación.

Las siguientes son algunas de sus advertencias:

  • Demasiada libertad, puede dar como resultado falta de disciplina y desorientación moral.
  • Demasiadas cosas materiales son por lo general un substituto del tiempo y la atención personal.
  • Excesiva presión para que sobresalgan, puede crearles un alto grado de ansiedad e impedirles alcanzar sus propias metas.
  • Demasiada información a una edad que no corresponde puede causar mayor desorientaciòn.
  • Excesiva protección da una preparación deficiente para enfrentar los retos de la vida real.

Lo cierto es que el exceso de cosas y de experiencias, parece estar quitándole a la niñez su capacidad de asombro. Las nuevas generaciones están recibiendo mucho más que las anteriores; sin embargo, no parecen gastar mucho tiempo soñando o empleando sus energìas en ocupaciones creativas. Según los expertos, el hecho de gozar de bienes y privilegios no garantiza niños adaptados y felices.

FUENTE: Phronesis

nino-rico-traje-lanza-dinero

Etiquetado ,

Aprendizaje SIN ESCUELA…

En primer lugar quiero comentar que hace mucho que no escribo sobre este tema del aprendizaje alternativo, autónomo, formal o dirigido. Llevo una larga temporada mucho más enfocada en la importancia de la crianza. El cómo aprenderemos será el efecto secundario de cómo vivimos y cómo somos criados por nuestros padres y demás adultos referentes. Por tanto el Unschooling ha pasado a un segundo plano en nuestro hogar.

750x524xunschooling.jpg.pagespeed.ic.fkfQDv8www

Hace 5 años se me empezó a conocer por mi actividad activista defendiendo y hablando sobre el Unschooling (aprendizaje autónomo). Daba charlas y empecé a escribir sobre este tema. Actualmente, nuestros hijos siguen sin ir a la escuela y aprenden de una forma autónoma y no dirigida.

No obstante, mi necesidad y prioridad hoy por hoy es seguir dando voz a los niños que fuimos para luego poder dar voz a los hijos que tenemos delante. Comprender de dónde venimos y tomar conciencia de cómo fuimos tratados, sentidos, mirados y queridos de niños nos va a influenciar mucho en la forma en que criaremos a nuestros propios hijos y esos primeros años de crianza nos dejaran huella para toda la vida por tanto la forma en cómo adquiriremos los conocimientos académicos será el efecto secundario de cómo nos sentimos y de la imagen que tenemos de nosotros mismos y la capacidad de conectar con nuestro verdadero ser esencial.

Es urgente un cambio de paradigma no sólo en el sistema educativo actual sino también en cómo los niños son criados, tratados, vistos, comprendidos y es de vital importancia reconocer y satisfacer sus necesidades más primarias y básicas de afecto, seguridad, intimidad, apego, motricidad… mucho antes de preocuparnos por cómo, cuándo y a qué ritmo aprenderán a leer, a escribir o a sumar. Aprendemos viviendo y vivimos aprendiendo. Aprender es el efecto secundario de vivir una vida llena, plena y feliz. No se puede NO aprender.

Ivonne Laborda

Web: www.yvonnelaborda.com

Blog: Aprendiendo todos de todo

Etiquetado

La educación y el significado de la vida…

La educación y el entorno nos han adiestrado a todos para que nuestras metas sean la ganancia personal y la seguridad, y para que luchemos en beneficio propio. Por mucho que lo disimulemos con eufemismos, se nos ha educado para que desempeñemos una diversidad de profesiones encuadradas en el marco de un sistema cuyas bases son la explotación, la ambición y el miedo que ésta genera. Semejante adiestramiento ineludiblemente ha de ser fuente de confusión e infelicidad para cada uno de nosotros y para el mundo, pues crea en cada individuo barreras psicológicas que lo separan y aíslan de los demás. La educación no consiste en adiestrar la mente.

El adiestramiento nos hace personas eficientes, pero no seres humanos completos. Una mente a la que se ha adiestrado sin más es una continuación del pasado, y no está en condiciones de descubrir lo nuevo. Por eso, para averiguar en qué consiste la verdadera educación, tenemos que examinar el significado de la vida en su totalidad

Jiddu Krishnamurti

5572438111_92bda26772_b
Photo Credit: Telemedellín – Aquí te ves via Compfight cc

Etiquetado ,

Me niego a ser la agenda de mi hija por el whatsapp…

Noelia López-Cheda

Recuerdo la primera vez que envié y recibí los deberes que se había olvidado Enma por el grupo de whatsapp de las “madres” del cole.

“¡Qué maravilla esto!” pensé inocente de mi sin saber entonces que se iba a convertir en un monstruo que me engulliría en una vorágine de mensajes a partir de las 6 de la tarde con listado de tareas unido a mil fotos de los libros, ejercicios…que me saturaban el espacio del teléfono y cuando tenía que hacer una foto me decía: “memoria llena”. 

El día que VI LA LUZ lo recuerdo con bastante claridad. Fue así:

– Enma: “mamá se me ha olvidado la hoja de los ejercicios de matemáticas, ¿lo dices en el grupo y que te lo manden?”.

Yo como madre solícita, amantísima y servicial me dispuse a hacerlo mientras dejaba las llaves en la entrada, soltaba el bolso en la silla, me…

Ver la entrada original 641 palabras más

Etiquetado ,

¿ESTAMOS LOCOS?…

“Paula tiene 7 años, de momento es un “fracaso escolar” porque no lee las 44 palabras por minuto que tendría que leer para su edad…

Juan tiene 8 años y le acaban de diagnosticar un TDH muy leve, el colegio fuerza a sus padres a llevárselo o a medicarle…

Silvia tiene 11 años y no le interesan las matemáticas porque no se las enseñaron bien, ahora sus padres le han puesto a petición de su profesora, 4 horas a la semana de clase particular al volver a casa. En el colegio la sacan de su clase para hacer refuerzo de matemáticas con 5 niños más y sus resultados en matemáticas siguen siendo muy bajos.
Se acuesta por las noches asustada y con miedo a los exámenes, su pasión es bailar, pero no le queda tiempo y no se lo permiten…

Claudia tiene 15 años y se pasa 9 horas en el colegio y 4 horas estudiando en casa…

Carlos tiene 6 años y molesta en clase porque es un niño de altas capacidades que se aburre soberanamente, pasa su tiempo siguiendo moscas y fabricando figuras de papel… Está permanentemente castigado sin recreo y amonestado por su profesora en presencia de sus compañeros…

Daniel tiene 9 años y por más que se esfuerza en sacar una buena nota para sentirse satisfecho, su profesor suma religiosamente las décimas en los exámenes y le pone puntuaciones como 4,8 sin ninguna compasión…

¡¡¿QUE ESTAMOS HACIENDO?!!…

Los niños tienen que ser todos iguales, ni mejores ni peores.

Somos muchos los que nos sobrecogemos al dejar a nuestros hijos en un sistema educativo que no tiene ni pies ni cabeza, que no cuenta con el individuo, al que le importa un carajo como son Paula, Juan, Silvia, Claudia, Carlos o Daniel, cuales son sus fortalezas.

Los niños no son felices, se aburren en clase, se cansan de tantas horas, de tantos deberes, de tantos ejercicios, de tantos exámenes, de tan poco tiempo libre, de tantas exigencias, de tan poco cariño, ¡son niños!, ¡por el amor de Dios!, ¡pero no son tontos!… Si tan solo nos atreviéramos a escucharles, a saber qué es lo que piensan de sus vidas, de esos ejércitos de los que forman parte obligatóriamente, de ese madrugón matinal que les empuja como ganado a ser simplemente una nota…

Estamos locos los mayores por permitir lo que estamos permitiendo, luego mirando hacia otros mundos y sintiendo compasión… Y yo me pregunto… ¿qué niño es más feliz?

A mi me da miedo escuchar a mis hijos. Me “acojono” literalmente cuando les veo cargados como mulas con montones de libros de texto a sus espaldas, llenos de obligaciones y pendientes de una nota.

Nuestros hijos no son notas.
¡BASTA YA!.
No quiero pasarme la vida peleándome con ellos para que se sienten a estudiar, no quiero que sientan que solo miramos las notas que les ponen, no quiero que se acuesten asustados por las puñeteras notas o los puñeteros exámenes que se estudian como papagallos para olvidarse al día siguiente.
Es cruel evaluar permanentemente a un ser humano… Es maltrato…

¿Por qué no lo cuentan los telediarios?
En la clase de Perico premian al niño que más libros lea con una bolsa de chucherías. Todos compiten por leer el mayor número de libros posible, pero no por los libros, sino por las chucherías…
¿Estamos locos?
Estamos haciendo a nuestros niños competitivos, generando envidias entre ellos, separando a los niños de las niñas, estableciendo baremos como “niños buenos” y “niños malos”…

Tratamos mal a los niños, no les tenemos en cuenta, no comprendemos que son únicos, especiales, seres humanos, son soldados uniformados y cargados con macutos en busca de un resultado para que la sociedad se quede tranquila.

Y ¿qué podemos hacer?…
Revisar las expectativas que tenemos sobre nuestros hijos, no permitir que les midan con un metro como el del parque de atracciones, en el que si llega a la altura puede subir y si no llega o se pasa, tiene que quedarse en tierra.
Defender la individualidad de nuestros hijos, darnos cuenta de que no hay fracaso escolar, sino poco interés por lo que se aprende.
Animar a nuestros hijos a protestar como individuos, a rebelarse y apoyarles.
Buscar el que aprendan y disfruten haciéndolo.
Cerrar los libros obligatoriamente a una hora establecida.
Darles días de asuntos propios o ¿es que ellos no tienen derecho a estar un día agotados?
Vamos a quitarles la presión de las notas, a convencerles de que lo único que tienen que hacer es aprender y disfrutar.
Vamos a mostrarles el camino ¡YA! y a no esperar a que lo tengan que encontrar con una Coach en el futuro (todo mi amor y respeto hacia ésta magnífica profesión), o con un Terapeuta cuando ya no puedan más.

Vamos a liberar a nuestros hijos. ¡¡NO IMPORTAN LAS NOTAS!! IMPORTAN NUESTROS NIÑOS que en definitiva son el futuro”.

ALMUDENA FUENTES

5270_532061210168707_911436131_n

Etiquetado ,

Educaci??n…

El beneficio de ser educado.

1996199470828374084

Etiquetado ,

Las notas…

Esta caricatura fue la ganadora en un congreso sobre educación y vida sostenible celebrado en Sao Paulo.

“Todo mundo piensa en dejar un planeta mejor para nuestros hijos cuando lo que debería pensar es en dejar mejores hijos para el planeta.”

Un hijo aprende del respeto y la honra dentro de casa, donde recibe el ejemplo de su familia, así aprende a vivir en su país, a convivir en sociedad y se vuelve un adulto comprometido en todos los aspectos, inclusive en respetar el planeta donde vive.

205739_1752357450037_1271922647_31712252_2944739_n

Miguel Angel Díaz

Etiquetado

El mundo reducido a 100 personas…

010203040507060809101112131415

Ahora piensa:

Si esta mañana te has levantado con más salud que enfermedad, entonces tienes más suerte que millones de personas que no sobrevivirán esta semana.

Si nunca has experimentado los peligros de la guerra, la soledad de estar preso, la agonía de ser torturado o la aflicción del hambre, entonces tienes más suerte que 500 MILLONES de personas.

Si puedes ir a tu iglesia, sin miedo de ser torturado, preso, humillado, o matado, entonces eres más afortunado que 3 BILLONES de personas en el mundo.

Si tienes comida en la nevera, ropa en el armario, un techo sobre tu cabeza, y un hogar donde vivir, entonces eres más rico que el 75% de la población mundial.

Si guardas dinero en el banco, en la cartera o tienes algunas monedas en la caja fuerte, entonces ya estás entre el 8% más rico de este mundo.

Si tus padres están juntos y unidos entonces eres una persona muy rara.

FUENTE: MEDICINA CUÁNTICA

Etiquetado , ,

Cada vez m??s brutos…

Somos cada vez más brutos. ¿La culpa? La educación y los profesores…

Las nuevas generaciones son cada vez más brutas, pese a que la alimentación es (teóricamente) mejor y las técnicas y medios didácticos han mejorado (también teóricamente). La culpa la tiene la educación y sus operarios, los profesores. Por ejemplo, ¿por qué las matemáticas siguen siendo el terror de las aulas? Porque no han enseñado a pensar, a razonar. ¿Quieren una prueba? Vean cómo fue la evolución de los ejemplos para calificaciones en el área matemática:  

 1. Enseñanza de matemáticas en 1950:
Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00. El costo de producción de ese carro de leña es igual a 4/5 del precio de la venta.
¿Cuál es la ganancia? 

2. Enseñanza de matemáticas en 1970:
Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00.. El costo de producción de ese carro de leña es igual al 80% del precio de la venta.
¿Cuál es la ganancia? 

3. Enseñanza de matemáticas en 1980:
Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.00.
¿Cuál es la ganancia? 

4. Enseñanza de matemáticas en 1990:
Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.00. Escoja la respuesta correcta que indica la ganancia:
( ) $ 20.00 ( ) $40.00 ( ) $60.00 ( ) $80.00 ( ) $100.00 

5. Enseñanza de matemáticas en 2000:
Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.00. La ganancia es de $ 20.00.
¿Es correcto?
( ) Si ( ) No 

6. Enseñanza de matemáticas en 2010:
Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.00. Si Ud. sabe leer coloque una X en los $ 20.00 que representan la ganancia..
( ) $ 20.00 ( ) $40.00 ( ) $60.00 ( ) $80.00 ( ) $100.00

Así… ¿se imaginan como serán los educandos en 2050?

Matematicas2

FUENTE: Historias de un practicante Zen

Etiquetado

Los hijos hacen lo que ven …

Siempre he cosiderado que una parte de nuestra persona es el fruto de lo que vemos en nuestros padres.

Sería interesante tomar nota de ello y practicar con buen ejemplo.

Etiquetado ,