Archivo de la etiqueta: psicologia

Inteligencia y fidelidad…

¿Son más fieles las personas inteligentes?

Sí, al menos según Satoshi Kanazawa, un experto en psicología evolutiva de la Escuela de Ciencias Económicas de Londres que sostiene que la fidelidad puede venir dada en gran medida por la inteligencia. De hecho, para Kanazawa los hombres más listos tienen menos aventuras y dan más importancia a las relaciones estables que aquellos que poseen un cociente intelectual bajo.

Para llegar a esta conclusión realizó un amplio estudio en el que correlacionó las conductas sociales y el nivel de inteligencia de varones de edades diversas. Este científico ha sugerido que la explicación podría tener que ver con lo que él cree una novedad evolutiva, la monogamia masculina. Así, los caballeros más inteligentes y abiertos a nuevas ideas también valorarían más la exclusividad sexual.

pict.php

FUENTE: Muy Interesante

Anuncios
Etiquetado , ,

C??mo olvidar lo desagradable…

Como dice el psicólogo Jorge Barraca en su libro ‘La mente o la vida’, evitar a toda costa el recuerdo de experiencias desagradables implica paradójicamente estar siempre ‘en contacto’ con ellas, y de esta forma estar siempre enganchados al pasado. Por eso, para que el sufrimiento no se cronifique (ni alcance niveles patológicos) debemos vivirlo tal y como es cada vez que vuelva espontáneamente a nuestra mente. De esta forma a la larga, como no tratamos de forzar nada, la vida sigue hacia delante y con el tiempo viviremos cosas nuevas que le quitarán el ‘espacio psicológico‘ a las anteriores (este es el mecanismo natural y adaptativo del olvido).

Para aligerar la pesada carga de un trauma hay que hacer lo mismo. Aceptar los pensamientos y sensaciones desagradables que hemos estado tratando de evitar tanto tiempo, y dejar de nuevo que la vida corra a través de nosotros llenándonos de sus nuevas experiencias y acontecimientos.

Así pues, por paradójico que resulte a primera vista, si queremos olvidar algo que no nos gusta es necesario abrirnos a ello y vivirlo con plenitud cada vez que nuestra memoria nos lo traiga automáticamente a la conciencia. Porque estar vivo es estar abierto a todo; tanto a lo que nos gusta como a lo que no nos gusta tanto. La vida incluye luces y sombras, y cuánto más profundo comprendamos esto antes nos levantaremos cuando tropecemos, antes saldremos del agujero cuando caigamos.

Poco a poco, con paciencia y aceptación.

Avanza.

Frustra

FUENTE: AVANZA

Etiquetado

Si no hay ma??ana…

Todos los días al despertarnos deberíamos agradecer por un día más! Y preguntarnos, ¿Si no hay mañana? Para poder disfrutar al máximo de todo lo que nos regala la vida.

Etiquetado ,

Mejora tus relaciones…

La imitación es una facultad automática ligada a la actividad de las neuronas espejo. No solo sentimos lo que la otra persona siente cuando la vemos actuar o adoptar una postura específica, sino que también podemos adivinar sus intenciones y sentimientos. Si nuestro interlocutor se mueve como nosotros, tiene la misma mímica, nos sentimos comprendidos, estamos en la misma longitud de onda, tenemos la impresión de compartir la misma experiencia. La sincronía es una herramienta natural de la relación. Alguien nos parece simpático cuando está en simpatía con nosotros, es decir, cuando las neuronas espejo vibran al unísono, cuando compartimos las mismas posturas, los mismos gestos, … en pocas palabras, cuanto más podamos indentificarnos con él. Y cuando manifiesta sensibilidad frente a nuestra experiencia emocional y sabe hacer gala de empatía…”

“…En las relaciones humanas, el miedo crea el peligro. Cuando se tiene miedo, se está tenso. A través de la distorsión del fenómeno universal de la sincronía, el interlocutor también está tenso. Si es muy consciente de sí mismo, podría decirse: “Vaya, tiene miedo”, pero por lo general la persona no indentificará más que una ligera tensión en ella y no se sentirá muy a gusto. Cuando confiamos, nos dirigimos a la mejor parte de las personas, y lo sienten. En cambio, si no se trata de confianza de verdad sino del miedo al enfrentamiento, también lo sienten…”

“… Desarrollar la inteligencia de nuestras emociones, la inteligencia de las motivaciones de nuestros comportamientos, nos permitirá desarrollar la inteligencia de la emoción del otro, la inteligencia de las emociones de sus comportamientos y, por tanto, la inteligencia de los bucles retroactivos que dirigen nuestras relaciones. Cuanto más identifiquemos los mecanismos psíquicos que nos animan, más capaces seremos de identificarlos también en los demás, de abandonar los juicios de valor en beneficio de la empatía. Poco a poco se elaborará en nosotros la conciencia de la interactividad. No actuaremos, sino que interaccionaremos. No seremos sino que inter-seremos. No hay que olvidar que si la sociedad, el contexto y los demás tienen el poder sobre nosotros, también nosotros lo tenemos sobre ellos. Una vez recuperado el timón de nuestra vida, podremos dirigirnos hacia la realización de nuestros valores y hacernos conscientes de la fuerza POSITIVA que podemos llegar a ejercer sobre los demás…”

Del artículo “Mejora tus relaciones”, Isabelle Filliozat.

Neuronas_espejo

Etiquetado ,

7 pensamientos…

7 pensamientos para superar los malos momentos:

1. LA FELICIDAD NO ES ALGO CONSTANTE Y TAMPOCO SE SUPONE QUE TENGA QUE SERLO.

Si la felicidad fuera algo constante no sabríamos disfrutarla ni apreciarla ya que estaríamos habituados a ella. Para vivir días y tiempos felices es necesario atravesar momentos de dificultad en nuestras vidas. Sólo así sabremos apreciar y valorar esos momentos de felicidad que constantemente desaparecerán de nuestras vidas para más tarde volver a aparecer.

2. LOS FALLOS Y LOS ERRORES SON SITUACIONES TRANSITORIAS QUE NOS ENSEÑAN LECCIONES NECESARIAS Y PERMANENTES.

Con frecuencia las mayores lecciones que hemos aprendido en nuestras vidas han surgido como consecuencia de haber cometido un gran error. Todos nos equivocamos y cuanto antes aceptemos este hecho, antes podremos emplear todo nuestro potencial para conseguir aquello que deseamos. Hacer algo y equivocarte es siempre 10 veces más productivo que no hacer nada.

3. SIEMPRE ESTÁS PROGRESANDO AUNQUE NO PUEDAS PERCIBIRLO AQUÍ Y AHORA.

Las personas perfeccionistas, entre las cuales me incluyo, nos enfrentamos a un problema cuando estamos en un proceso de aprendizaje, ya sea una carrera, un deporte o un trabajo. Somos tan perfeccionistas que hasta que no consideramos que hemos aprendido una lección (o lo que sea) al 100%, pensaremos que no estamos realizando ningún progreso y que por lo tanto no estamos aprendiendo nada. No importa si comenzamos con un 0% de conocimientos y a día de hoy ya llevamos un 70%. Ese 30% que nos separa de la perfección nos lleva a visualizar nuestro progreso como algo estancado y por lo tanto insuficiente. Este pensamiento nos puede llevar a abandonar aquello que hemos empezado.

4. LO QUE SIENTES CUANDO ESTÁS ESTRESADO NO ES UNA MEDIDA EXACTA DE LA REALIDAD.

Que tengas miedo no significa que estés en peligro. Que te sientas solo no quiere decir que a nadie le importes. Aunque pienses que vas a equivocarte no quiere decir que lo acabarás haciendo. Por mucho que nos empeñemos la profecía autocumplida no siempre se cumple. Debes mirar más allá de tus miedos y dudas para tratar de encontrar la verdad. Tienes que ser consciente de esa voz interior que no deja de decirte lo que puedes y no puedes hacer y y hazla callar cuando sea necesario.Todos hablamos con nosotros mismos y nos lanzamos muchos mensajes. Si además nos enfrentamos a un obstáculo, la mayor parte de esos mensajes serán negativos. No somos conscientes de lo mucho que pueden afectarnos estas palabras. Debemos aprender a ignorarlas y desvincularlas de la auténtica realidad que nos rodea.

5. NO PUEDES CAMBIAR AQUELLO A LO QUE EVITAS ENFRENTARTE.

Puedes aprender grandes lecciones de tus fracasos y errores siempre y cuando no pierdas el tiempo tratando de negarlos o justificarlos. Requiere mucho valor admitir que tienes que cambiar algo. Y todavía se necesita más valor asumir que tú tienes la responsabilidad de cambiarlo. El paso más importante que nos lleva a conseguir algo no es el último paso sino el primero. El simple hecho de ponerte en acción y comenzar algo te situará en un estado mental positivo que te dará la fuerza necesaria para continuar hasta el final.

6. TU PASADO NO DEFINE TU FUTURO.

No importa lo caótico que haya sido tu pasado ni las veces que te equivocaste. El futuro se presenta ante ti limpio, fresco y cargado de nuevas posibilidades. Tus malos hábitos y errores del pasado no definen quien tú eres ahora. Tú no eres lo que otras personas esperaban (o no esperaban) de ti en el pasado. Es cierto que llevamos una serie de años vividos y hemos aprendido una serie de condicionamientos que nos separan de esa tábula rasa que éramos cuando nacimos. Pero tan cierto es que siempre quedará espacio libre en esa tábula para escribir nuevos condicionamientos o incluso reescribir antiguos. Únicamente eres lo que piensas que eres en este momento. Únicamente eres lo que estás haciendo en este momento.

7. NO CONSEGUIR LO QUE QUIERES PUEDE SER EL MEJOR DE LOS REGALOS.

A veces no conseguir lo que deseamos puede suponer un golpe de buena suerte ya que nos obliga a reevaluar nuestra situación y abrir nuevas puertas en busca de nuevas oportunidades. Personalmente contribuyo activamente en la búsqueda de nuevas oportunidades cada vez que me sucede algo negativo. Cuando me ocurre algo no deseado o fracaso en mi intento de conseguir algo por lo que he estado luchando, me digo a mi mismo: “ok, ahora voy a hacer algo positivo que núnca se me habría ocurrido hacer si hubiera conseguido aquello por lo que estaba luchando”. Gracias a esta técnica consigo 2 cosas: Por un lado aprendo a salir rápidamente de los resultados o situaciones negativas al focalizar mis energías en un nuevo proyecto. Por otro lado, si el nuevo proyecto llega a buen fin, podré recordar mi anterior fracaso como algo realmente positivo que me ha permitido llegar a mi situación actual. Esto se explica mejor con un ejemplo: hace algo más de 2 años sufrí un recorte de horario y sueldo en la empresa para la que trabajo. Inmediatamente decidí que tenía que sacar algo provechoso de aquella mala situación y emplear esas nuevas horas libres en algo productivo. Decidí matricularme en Psicología y de forma simultánea crear este blog que estás leyendo.

P1110118edit

FUENTE: Psicologiauned.es

Etiquetado ,

Victimas de la idea de amor…

<Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser>. Esta es la primera acepción sobre el concepto amor que aparece en la Real Academia Española de la Lengua. Una definición que puede contar con seguidores y detractores pero que, en cualquier caso, tiene un efecto relativamente aséptico sobre la sociedad por el, en teoría, reducido número de receptores al que puede llegar este mensaje. Si hablamos, sin embargo, de los medios de comunicación, y de la televisión en particular, ahí la cosa cambia. Sus discursos llegan a millones de personas. Es en este sentido cuando la pregunta ‘¿qué modelo de amor aparece en los medios?’ adquiere una notable importancia. ¿Somos demasiado permeables al ideal o ideales que proponen? ¿Hasta qué punto nos afecta?

Hay quien defiende que en la televisión predominan dos discursos curiosamente antagónicos: la idea del amor ideal que se sustenta en el mito de la media naranja, y el planteamiento totalmente contrario que incita a no comprometerse, a vivir la vida al máximo sin establecer lazos con nadie.

“La imagen de la realidad amorosa que nos representan los medios de comunicación es siempre una imagen distorsionada, pero lo es la del amor y la de la vida en general”, explica a LaVanguardia.com Manuel Cruz, catedrático de Filosofía Contemporánea en la Universidad de Barcelona y autor de Amo luego existo. Los filósofos y el amor. “Vivimos en una época con una cantidad de patologías, no sólo en el ámbito de pareja, que tienen que ver con esa distorsión, con el hecho de que la representación y, por lo tanto, lo que uno espera en el amor, en la vida, en el trabajo, resulta que apenas tiene nada que ver con lo que constantemente se nos está diciendo qué es la vida, el amor o el trabajo”, añade.

“Si hablamos del amor de pareja, pienso que hay muchos mitos”, señala la psicóloga Cristina Llagostera. “Hablo del mito, por ejemplo, de que si el amor es el real es eterno. Esa idea de que tiene que ser para siempre”, agrega.

Más allá de que uno pueda identificar cierta distorsión en el mensaje de los mass media, ¿es posible vivir al margen del discurso mediático? Según Llagostera, se trata de una tarea complicada. “Es casi inevitable ser permeable. A una persona le invade lo que dicta la cultura en un momento concreto. También es verdad que ahora cada vez hay más mensajes que intentan racionalizar ciertos discursos, cosa que también es importante, pero es muy difícil, como decía, no ser permeable. Las cosas te llegan, y a veces de una manera muy inconsciente”.
La velocidad a la que avanza la sociedad se antoja también como un contratiempo a la hora de que uno pueda mantener cierta concepción del término amor sin que ésta se tambalee por momentos. El mundo, asegura Manuel Cruz, “experimenta transformaciones tan aceleradas que es altamente probable que unos individuos que han sido socializados en unos esquemas vean sus expectativas al cabo de muy poco incumplidas porque la sociedad ha corrido demasiado, y ahí surge el conflicto”.

Amor

Sigue leyendo

Etiquetado ,

??Ya nadie va a ilusionarse?…

En los repertorios que usamos para interpretar la realidad, algunas palabras como ilusión, alegría, optimismo o entusiasmo han perdido brillo. No se ajustan al contexto, pero sin ellas la vida queda encogida. Siguen ahí, esperándonos.

En tiempos de indignación parece contrapuesto estar reivindicando el entusiasmo como motor de nuestra existencia, tanto individual como colectiva. Sin embargo, es un ejercicio necesario el comprender la simultaneidad de nuestras emociones, así como las graves consecuencias que conlleva instalarse en creencias limitantes, más aún cuando se contagian masivamente. Mucha gente se siente hoy invadida por sentimientos de desesperanza, impotencia y pérdida de validez personal. No cabe duda de que existen razones y evidencias para ello.

Pero también es cierto que por nuestras venas sigue circulando la vida, que el corazón sigue batiendo, que todo nuestro organismo sigue despierto y sensible. No hemos perdido aún, que se sepa, la capacidad de sentirnos vivos, de decidir hasta dónde queremos que nos afecten los sucesos del exterior y, sobre todo, no hemos perdido la facultad de seguir sintiendo y amando. Tenemos, si queremos, la posibilidad de cambiar, de decidir cómo vivir.

Continuar artículo aquí…

“Los ideales que iluminan mi camino y una y otra vez me han dado coraje para enfrentar la vida con alegría han sido: la amabilidad, la belleza y la verdad” (Albert Einstein).

“Los años arrugan la piel, pero renunciar al entusiasmo arruga el alma” (Albert Schwitzar).

“La puerta de la felicidad se abre hacia dentro, hay que retirarse un poco para abrirla; si uno la empuja, la cierra cada vez más” (Sören Kierkegaard). 

 

Xavier Guix, artículo de El País Semanal

Ilustracion_sonia_pulido

llustración de Sonia Pulido

Etiquetado , ,

Atenci??n, ??personas t??xicas?…

Con el nuevo año vienen los buenos propósitos y uno de ellos suele ser desintoxicarnos de los excesos cometidos en las fiestas navideñas. Pero el cuerpo no sólo puede saturarse de alimentos poco saludables, también la psique puede ser poco a poco envenenada, casi sin darnos cuenta, si estamos expuestos a lo que se conoce como personas ‘tóxicas’.

El psicólogo argentino Bernardo Stamateas da algunas pistas para identificarlas en su libro ‘Gente tóxica’, que ya va por su 12º edición. Según el autor, estos individuos en un principio fingen ser tus amigos y son aparentemente inofensivos. Suelen utilizar sutiles bromas e ironías para minar lentamente tu motivación. Tratan de reducir tu estima y tu valor para que sus figuras aumenten: “Sólo si tú disminuyes él o ella podrá crecer”. Por regla general, agigantan tus errores y reducen al máximo tus logros o difunden rumores para acabar con tu reputación. Persiguen un objetivo: conseguir poder y control sobre todo y todos. Son esas personas que piensan que sólo ellos tienen razón y que sólo ellos saben cómo han de hacerse las cosas.

“La gente tóxica potencia nuestras debilidades y nos llena de frustraciones.

Si esta definición le recuerda a alguien es que ha estado en contacto con un persona tóxica. Al igual que los agentes peligrosos, este tipo de individuos son altamente nocivos ya que, según Stamateas, pueden destruir la confianza en uno mismo, alejarnos de nuestros objetivos y hasta arruinar nuestra vida.

“Las personas tóxicas potencian nuestras debilidades, nos llenan de cargas y frustraciones. No des crédito a ninguna palabra ni sugerencia que provenga de los tóxicos. No te amarres a quienes no se alegran de tus éxitos”, explica Stamateas en ‘Gente tóxica’.

Stamateas asegura que se puede y se debe evitar que este tipo de personas tomen el control de nuestras vidas. Primero, identificándolas, y segundo, reforzando la autoestima y adquiriendo estrategias para no caer en sus redes. Pero cuando la situación compromete la salud o la estabilidad emocional, los terapeutas aconsejan alejarse de esas personas o ambientes para evitar convertirnos en uno de ellos.

Ampliar artículo…

05_1024

FUENTE: El Mundo

Etiquetado ,

Pensamiento autodestructivo…

Con bastante frecuencia caemos en el error de utilizar patrones mentales negativos a la hora de analizar un determinado problema o llegar a ciertas conclusiones sobre nuestras vidas. Identificar estas formas de pensar autodestructivas es el primer paso para convertirnos en espectadores de nuestros propios pensamientos y así poder emitir juicios más acertados sobre la realidad que nos rodea.

1. SER CATASTROFISTA: Es la forma de pensar ideal para maximizar la ansiedad. Ante una situación difícil, las personas catastrofistas siempre imaginan el peor escenario posible. El pensamiento catastrofista es el que muchas madres experimentan cuando sus hijos no contestan al teléfono.

2. EXAGERAR LO NEGATIVO Y RESTARLE VALOR A LO POSITIVO: Normalmente estas dos características van de la mano y ambas contribuyen a generar un estado de ánimo depresivo. El mejor ejemplo sucede cuando dices algo positivo y automáticamente utilizas la palabra “pero” para introducir algo negativo: “Cada vez lo hago mejor en el trabajo PERO sigo cometiendo errores” . Como puedes observar, la estructura gramatical de esta frase refuerza el componente negativo mientras que le resta valor al positivo. Prueba por un momento a cambiar la palabra “pero” por la conjunción “y”. La frase quedaría de la siguiente forma: “Cada vez lo hago mejor en el trabajo Y sigo cometiendo errores”. Como puedes observar, en este caso los componentes positivo y negativo adquieren el mismo peso en la oración.

3. CREER QUE PUEDES SABER LO QUE PIENSAN LOS DEMÁS: A veces creemos saber las motivaciones y razones que tienen las personas para actuar de una determinada manera sin que tengamos ninguna evidencia para ello. Por mucho que te acerques, no puedes saber lo que ha impulsado a una persona a actuar de cierta manera a menos que te lo diga de manera explícita. Y muchas veces ni aún así es suficiente. Debes asumir que el pensamiento de los demás es algo que escapa a tu control.

4. PRETENDER SER SIEMPRE UN EXPERTO en un área determinada es la receta ideal para generar estrés ya que te obliga a estar siempre a la defensiva. Cuando el error no es una opción para ti, siempre tienes que estar defendiendo tu opinión y tus acciones para poder justificarte cuando te hayas equivocado. Por mucho que sepas acerca de un determinado tema, debes asumir que el error forma parte esencial de nuestras vidas.

5. LOS “DEBERÍA”: Se trata de un patrón de pensamiento muy común que genera culpabilidad y enfado, además de estrés. Los “debería” suponen la existencia de una lista de reglas inquebrantables tanto para ti mismo como para los demás. La culpabilidad surge cuando eres tú el que rompe una de estas reglas. Por el contrario, experimentarás enfado y resentimiento cuando sean los demás los que rompen estas reglas. No debes olvidar que el concepto que tienes tú sobre lo que debería y no debería ser el mundo es sólo tuyo. Otra personas puede tener un concepto diferente aunque totalmente válido. hace poco un amigo me comentaba que la mitad de los problemas cotidianos se resolverían si todos aplicásemos el sentido común. El problema es que mi sentido común no tiene porqué ser igual que el tuyo. Es ahí donde se genera el conflicto.

6. CULPAR: Ocurre cuando te sientes responsable del sufrimiento de los demás o, por el contrario, responsabilizas a los demás de tu propio sufrimiento. Cuando culpabilizas, siempre hay algo o alguien externo a ti que es la causa de tu sufrimiento. Cambiar a los demás o cambiar las circunstancias que te rodean no siempre es una tarea fácil o posible. Lo único que puedes intentar hacer es cambiar tú mismo.

Leer artículo completo…

Autodestruccion

FUENTE: PSICOLOGÍAUNED

Etiquetado , ,

Detener los pensamientos negativos…

¿Se pueden detener los pensamientos negativos?

El secreto está en aprender a controlar tus pensamientos y gestionar tus emociones. Podemos sentirnos bien con nosotros mismos, pese a nuestras circunstancias, o dejarnos llevar por ellas. Analizar el pasado puede servir para entender cómo somos y aceptar nuestros errores. Seguir dándole vueltas a hechos pasados que nos llenan de tristeza, no hace más que enturbiar el presente y dificultar nuestra capacidad de crear y disfrutar de la vida.

La psicología cognitiva propone una técnica de eficacia demostrada para detener pensamientos obsesivos e ideas reiterativas, extrañas o improductivas que invaden la mente de algunos pacientes. Esta técnica se denomina detención del pensamiento, y suele aplicarse buscando pensamientos alternativos que conducen a la mente hacia algo positivo que sea incompatible con lo anterior. Siguiendo esta técnica, en primer lugar hay que saber qué pensamientos negativos se quieren cortar. Luego hay que establecer el estímulo de corte que se va a utilizar para detener el pensamiento. Para ello se necesita una palabra o frase muy personal (por ejemplo, ¡Vale ya! o ¡Stop! o ¡Basta ya!), y simultáneamente se utiliza un estímulo aversivo como puede ser un pellizco, tensar una gomita que tenga en la muñeca o dar un golpe en la mesa para detener el pensamiento.

Seguidamente debes poner en marcha un pensamiento positivo como por ejemplo: “ahora estoy rodeada de afecto y me siento feliz, no dejaré que nada del pasado estropee ni un minuto de mi vida actual”. Repite la misma frase y ponte a hacer algo que te haga sentir bien como puede ser el deporte, alguna actividad que tengas pendiente, o recordar hechos pasados agradables. Se trata de centrar toda la atención en otra cosa distinta que tengas que hacer “aquí y ahora”. Es más fácil obtener resultados exitosos si la técnica es aplicada por un profesional especializado.

Sandra Borro

Foto_de_el_pensamiento_negativo_i

FUENTE: Blog de Eduard Punset

Etiquetado , ,