Archivo de la etiqueta: reflexion

Para cambiar el mundo…

PARA REFLEXIONAR…

Terapias Online www.psicologaemocional.com

Cambia

Etiquetado ,

La clave es transformarse…

“No es que se trate de cambiar, la clave es transformarse, entrar en ese proceso de mutación constante que es el universo. Conservando esa dimensión que es inmutable, entonces cambiar en el fondo es llegar a la inmutabilidad. A la esencia misma que unos llaman lo divino, el dios interior, la condición original. Entonces uno es la mutación dentro de lo inmutable, danzar como una roza de fuego y quemarse en medio de la inmortalidad.”

Cristóbal Jodorowsky

Etiquetado ,

Caminando…

Una vez escuché a alguien decir que un hombre camina siempre a cuestas con su propia casa, porque el hogar está, ante todo, en la mente… Y me puse a pensar y llegué a una conclusión: así es.

En la cabeza se tienen los muebles mentales más importantes. Nos preocupamos porque nuestra casa esté limpia y en orden y nos olvidamos muchas veces de hacer lo mismo con nuestro pensamiento. Al pensamiento también hay que pasarle el trapo del polvo, quitarle manchas, restos de momentos ya pasados, ya vencidos, hay que sacarle brillo y asegurarnos de que todas las ideas están bien colocadas, ocupando un buen espacio, todo en su sitio.

Una vez escuché a alguien decir que un hombre camina siempre a cuestas con su propio pensamiento y que ese pensamiento conforma su hogar y que ese hogar, allá donde esté, construye su camino… por eso no hay distancias, ni adioses, ni esperas, ni despedidas, ni llantos ni temores, ni olvidos, sólo cambios de lugar físicos y acomodos mentales sanos, buenos y positivos en las distintas etapas que van llegando a una vida.

Una vez escuché a alguien decir que un hombre lleva siempre a cuestas su hogar, su pensamiento, su mochila de sueños, sus personas queridas, sus… paré en seco y medité: no era una voz extraña… ¡era yo!… allanando el camino.

Cristina Mena

215811983_46ef35af40_z

Etiquetado

Sin salir de casa…

No es necesario que salgas de casa. 

Quédate junto a tu mesa y escucha. 

Ni siquiera necesitas escuchar, simplemente espera.

Ni siquiera necesitas esperar,

Simplemente aprende a estar tranquilo, quieto y solitario

Y el mundo se te ofrecerá desenmascarado

No puede hacer otra cosa, rodará extasiado hasta ti.

 

del poema “Learn to Be Quiet”, atribuido a Kafka

Quietud

Etiquetado

Trabajar duro, trabajar con alegr??a…

Sentirse bien es fácil, amarse a uno mismo es algo natural, vivir conscientemente el “aquí y el ahora” y disfrutar con plenitud del momento presente es la cosa más simple del mundo… sin embargo, también es cierto que para alcanzar esas metas muchas veces tenemos que trabajar duro y sostener ese esfuerzo a lo largo del tiempo.

Mapa-para-llegar-al-refugio-interno-full-size

Recorrer las sencillas etapas representadas en este excelente dibujo es muy fácil, pero desarrollar la capacidad vivir permanentemente en ese último “refugio”, que representa el estado de bienestar que tanto anhelamos, seguramente demandará de nosotros constante dedicación.

La solución de cualquier problema suele ser muy simple, pero hallarla muchas veces es una tarea que requiere nuestro esfuerzo y compromiso y suele implicar la incorporación de nuevos conocimientos y el desarrollo de nuevas habilidades. “De todo laberinto se sale por arriba”, decía el escritor Leopoldo Marechal, pero descubrir esa “nueva dimensión” que permite la inmediata solución de ciertos problemas tal vez no sea algo tan fácil e inmediato.

Axel Piskulic

Etiquetado

??De d??nde vengo? ??A d??nde voy?…

Venimos de la nada … y nos unimos al morir nuevamente a la nada (que a la vez es el todo – algunos prefieren llamarlo Dios). Somos un puntito minúsculo de luz y energia. Esta realidad es muy dura de aceptar y requiere mucha humildad y el desapego absoluto que únicamente está al alcance de los que liberan su mente.

La mayoría de nosotros perdemos el tiempo y negamos a desarollar nuestra auténtica identidad. Nos acomodamos identificándonos con nuestro cuerpo, con nuestras propiedades, con nuestros conocimientos, con nuestras actividades, con nuestra religión, con nuestros títulos y un sinfin de otros conceptos y historias. Nos damos mucha importancia. A nuestro ego nos gusta ser el mejor y destacar de los demás. Mientras tanto vivimos de espaldas a nuestra propia identidad y evitamos las siguientes preguntas:

¿De dónde vengo?
¿Qué hago yo en esta vida?
¿Cómo me puedo hacer útil? ¿Cúal es el propósito de mi vida?
¿A dónde voy al morir?

El ermitaño – cuento Sufi

En la corte real tuvo lugar un fastuoso banquete. Todo se había dispuesto de tal manera que cada persona se sentaba a la mesa de acuerdo con su rango. Todavía no había llegado el monarca al banquete, cuando apareció un ermitaño muy pobremente vestido y al que todos tomaron por un pordiosero. Sin vacilar un instante, el ermitaño se sentó en el lugar de mayor importancia. Este insólito comportamiento indignó al primer ministro, quien, ásperamente, le preguntó:

– ¿Acaso eres un visir?
– Mi rango es superior al de visir -repuso el ermitaño.
– ¿Acaso eres un primer ministro?
– Mi rango es superior al de primer ministro.

Enfurecido, el primer ministro inquirió:
– ¿Acaso eres el mismo rey?
– Mi rango es superior al del rey.
– ¿Acaso eres Dios? -preguntó mordazmente el primer ministro.
– Mi rango es superior al de Dios. Fuera de sí, el primer ministro vociferó:
– ¡Nada es superior a Dios!

Y el ermitaño dijo con mucha calma:
– Ahora sabes mi identidad. Esa nada soy yo.

Universo1

FUENTE: SLOYOU

Etiquetado ,

Aqu?? y ahora ser…

“El objetivo de la vida es nacer plenamente, pero la tragedia consiste en que la mayor parte de nosotros muere sin haber nacido verdaderamente. Vivir, es nacer a cada instante”.

Escribió Erich Fromm.

¿Qué somos?

¿Nuestro nombre? Podría ser otro.

¿Nuestro cuerpo? Muta contínuamente. No hay ni una célula de nuestro cuerpo idéntica a la que teníamos hace siete años.

¿Nuestras circunstancias? Son volátiles, sujetas a mil influencias del entorno y del propio paso del tiempo.

¿La idea que tenemos de nosotros mismos? Cambia con el tiempo. No nos vivimos de la misma manera a los tres años, que a los doce, a los veinte, treinta, cincuenta, setenta…

¿Qué es lo que permanece inalterable, lo que es?

Somos, eres, este instante. Aquí y ahora. La consciencia presente que se da cuenta que es.

Pero a esa consciencia no se llega desde un ejercicio de esfuerzo mental. Es, simplemente, darse cuenta, observar, dejarse ser.

Alex Rovira

Nostalgia-presente2

 

Etiquetado ,

Necesito de algui??n…

Que me mire a los ojos cuando hablo.

Que escuche mis tristezas y neurosis con paciencia y aún cuando no comprenda, respete mis sentimientos.

Necesito de alguien que venga a luchar a mi lado sin ser llamado.

Alguien lo suficientemente amigo para decirme las verdades que no quiero oír, aun sabiendo que puedo irritarme.

Por eso, en este mundo de indiferentes, necesito de alguien que crea en esa cosa misteriosa, desacreditada, casi imposible: LA AMISTAD.

Que se obstine en ser leal, simple y justo.

Que no se vaya si algún día pierdo mi oro y no pueda ser más la sensación de la fiesta.

Necesito de un amigo que reciba con gratitud mi auxilio, mi mano extendida, aún cuando eso sea muy poco para sus necesidades.

No pude elegir a quienes me trajeron al mundo, pero puedo elegir a mi amigo.

En esta búsqueda empeño mi propia alma, pues con una amistad verdadera, la vida se torna más simple, más rica y más bella…

Sgsutlpszzv5ub2hzexj

FUENTE: Reflexiones Diarias

Etiquetado

Vivir feliz..

Jackson Brown no es un gran pensador, ni un Nóbel de literatura. Es sólo un hombre común, un padre preocupado por la felicidad de su hijo que quiso escribir estos simples ‘consejos’, al momento que éste se iría a estudiar a la Universidad, lejos de su casa.

– Observa el amanecer por lo menos una vez al año.

– Estrecha la mano con firmeza, y mira a la gente de frente a los ojos.

– Ten un buen equipo de música.

– Elige a un socio de la misma manera que elegirías a un compañero de tenis: busca que sea fuerte donde tú eres débil y viceversa.

– Desconfía de los fanfarrones: nadie alardea de lo que le sobra.

– Recuerda los cumpleaños de la gente que te importa.

– Evita a las personas negativas; siempre tienen un problema para cada solución.

– Maneja autos que no sean muy caros, pero date el gusto de tener una buena casa.

– Nunca existe una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión.

– No hagas comentarios sobre el peso de una persona, ni le digas a alguien que está perdiendo el pelo. Ya lo sabe.

– Recuerda que se logra más de las personas por medio del estímulo que del reproche (dile al débil que es fuerte y lo verás hacer fuerza).

– Anímate a presentarte a alguien que te cae bien simplemente con una sonrisa y diciendo: Mi nombre es fulano de tal; todavía no nos han presentado.

– Nunca amenaces si no estás dispuesto a cumplir.

– Muestra respeto extra por las personas que hacen el trabajo más pesado.

– Haz lo que sea correcto, sin importar lo que otros piensen.

– Dale una mano a tu hijo cada vez que tengas la oportunidad. Llegará el momento en que ya no te dejará hacerlo.

– Aprende a mirar a la gente desde sus sandalias y no desde las tuyas. Ubica tus pretensiones en el marco de tus posibilidades.

– Recuerda el viejo proverbio: Sin deudas, sin peligro.

– No hay nada más difícil que responder a las preguntas de los necios.

– Aprende a compartir con los demás y descubre la alegría de ser útil a tu prójimo. (El que no vive para servir, no sirve para vivir).

– Acude a tus compromisos a tiempo. La puntualidad es el respeto por el tiempo ajeno.

– Confía en Dios, pero cierra tu auto con llave.

– Recuerda que el gran amor y el gran desafío incluyen también ‘el gran riesgo’.

– Nunca confundas riqueza con éxito.

– No pierdas nunca el sentido del humor y aprende a reírte de tus propios defectos.

– No esperes que otro sepa lo que quieres si no lo dices

– Aunque tengas una posición holgada, haz que tus hijos paguen parte de sus estudios.

– Haz dos copias de las fotos que saques y envíalas a las personas que aparezcan en las fotos.

– Trata a tus empleados con el mismo respeto con que tratas a tus clientes.

– No olvides que el silencio es a veces la mejor respuesta.

– No deseches una buena idea porque no te gusta de quien viene.

– Nunca compres un colchón barato: nos pasamos la tercera parte nuestra vida encima de él.

– No confundas confort con felicidad.

– Nunca compres nada eléctrico en una feria artesanal.

– Escucha el doble de lo que hablas (por eso Dios nos dio dos oídos y una sola boca).

– Cuando necesites un consejo profesional, pídelo a profesionales y no a amigos.

– Aprende a distinguir quiénes son tus amigos y quiénes son tus enemigos.

– Nunca envidies: la envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento.

– Recuerda que la felicidad no es una meta sino un camino: disfruta mientras lo recorres.

– Si no quieres sentirte frustrado, no te pongas metas imposibles.

– La tarjeta de crédito es como la pistola, hay que sacarla solo para usarla.

 

JACKSON BROWN

484244_523026794383412_1205256756_n

 

 

Etiquetado ,

Un inter??s en la vida…

Desarrolla un interés en la vida tal y como la ves; la gente, las cosas, la literatura, la música.

El mundo es tan rico, palpitante con ricos tesoros, almas bellas y gente interesante. Olvídate de ti mismo.

Henry Miller

Vida1

Etiquetado ,