Archivo de la etiqueta: paulocoelho

El coraje…

“La primera cualidad del camino espiritual es el coraje”, decía Gandhi.

El mundo parece amenazador y peligroso para los cobardes. Éstos buscan la falsa seguridad de una vida sin grandes desafíos, se arman hasta los dientes para defender aquello que creen poseer. Los cobardes terminan construyendo los barrotes de su propia prisión.

El guerrero de la luz proyecta su pensamiento más allá del horizonte. Sabe que si no hace nada por el mundo, nadie más lo hará.

Entonces, participa en el Buen Combate y ayuda a los otros, incluso sin entender bien por qué lo hace.

 

Paulo Coelho

los-colores-de-mi-alma-wallpapers_7081_1024x768
Etiquetado

Confiar en las personas…

“Vivo creyendo en todo lo que los demás me dicen y siempre me decepciono”, acostumbran a decir los compañeros.

Es importante confiar en las personas, un guerrero de la luz no teme a las decepciones porque conoce el poder de su espada y la fuerza de su amor.

No obstante, él consigue imponer sus límites: una cosa es aceptar las señales de Dios, y entender que los ángeles usan la boca de nuestro prójimo para aconsejarnos. Otra cosa es ser incapaz de tomar decisiones y estar siempre buscando la manera de dejar que los otros nos digan lo que debemos hacer.

Un guerrero confía en los otros porque, en primer lugar, confía en sí mismo.

Paulo Coelho

Pregunta-21

Etiquetado

Falsos amigos…

Un guerrero no anda con quien  le quiere hacer mal. Ni tampoco es visto en compañía de los que lo quieren “consolar”.

Evita a quienes sólo están a su lado en caso de derrota, estos falsos amigos que quieren probar que la debilidad compensa. Siempre traen malas noticias. Siempre intentan destruir la confianza del guerrero, bajo el manto de la “solidaridad”.

Cuando lo ven herido, se deshacen en lágrimas, pero en el fondo de su corazón están contentos porque el guerrero perdió una batalla. No entienden que esto forma parte del combate.

Los verdaderos compañeros de un guerrero están a su lado en todos los momentos, en las horas difíciles y en las horas fáciles.

Paulo Coelho

Falsoamigo

Etiquetado

Relajación…

El guerrero de la luz sabe que es imposible vivir en estado de completa relajación.

Aprendió como arquero que, para disparar su saeta a distancia, es preciso mantener el arco bien estirado. Aprendió con las estrellas que sólo la explosión interior permite su brillo. El guerrero repara en que el caballo, en el momento de trasponer un obstáculo, contrae todos sus músculos.

 

Pero él jamás confunde tensión con nerviosismo.

 

Paulo Coelho

Paulo-coelho-guerrero-relajacion
Etiquetado

Lecciones de niños…

Un niño siempre puede enseñar tres cosas a un adulto:

1. A ponerse contento sin motivo.
2. A estar siempre ocupado con algo.
3. A saber exigir con todas sus fuerzas, aquéllo que desea.

Paulo Coelho

Ninos-derechos
Etiquetado

Nuestras derrotas…

Dice el maestro:

Cuando presentimos que ha llegado la hora de cambiar, comenzamos, inconscientemente, a repasar la película de nuestras derrotas hasta ese momento.

Está claro que, a medida que envejecemos, nuestra cota de momentos difíciles es mayor. Pero, al mismo tiempo, la experiencia nos ha dado medios para superar estas derrotas y encontrar el camino que nos permite seguir adelante.

También es preciso poner esta película en nuestro vídeo mental. Si sólo vemos la película de las derrotas, nos quedaremos paralizados. Si sólo vemos la de la experiencia, acabaremos creyéndonos más sabios de lo que realmente somos.

 

Paulo Coelho

20101111220334-derrota

Etiquetado

??Cielo o Infierno?…

Un hombre, su caballo y su perro, caminaban por un sendero. Al pasar cerca de un árbol gigantesco, cayó un rayo, y los tres murieron fulminados.Pero el hombre no se dio cuenta de que ya había dejado este mundo, y siguió caminando con sus dos animales (a veces a los muertos les lleva un tiempo ser conscientes de su nueva condición…)

La caminata se hacía muy larga, colina arriba, el sol era de justicia, y todos terminaron sudados y sedientos. Necesitaban desesperadamente agua. En una curva del camino, avistaron una puerta magnífica, toda de mármol, que conducía a una plaza adoquinada con bloques de oro, en cuyo centro había una fuente de donde manaba un agua cristalina.

El caminante se dirigió al hombre que guardaba la entrada:

– Buenos días.

– Buenos días – respondió el hombre.

– ¿Qué lugar es éste, tan bonito?

– Esto es el cielo.

– Pues qué bien que hemos llegado al cielo, porque nos estamos muriendo de sed.

– Usted puede entrar y beber toda el agua que quiera.

Y el guarda señaló la fuente.

– Mi caballo y mi perro también tienen sed.

– Lo siento mucho, pero aquí no se permite la entrada de animales.

Al hombre aquello le disgustó mucho, porque su sed era grande, pero no estaba dispuesto a beber él solo; dio las gracias y siguió adelante. Tras mucho caminar, ya exhaustos, llegaron a una finca que tenía por entrada una vieja portezuela que conducía a un camino de tierra, bordeado por árboles en sus dos orillas.

A la sombra de uno de los árboles, había un hombre tumbado, con la cabeza cubierta con un sombrero, posiblemente durmiendo.

– Buenos días – dijo el caminante.

El hombre apenas respondió meneando la cabeza.

Tenemos mucha sed, mi perro, mi caballo y yo.

 – Hay una fuente en aquellas piedras – dijo el hombre señalando el lugar -. Pueden beber cuanto les plazca.El hombre, el caballo y el perro fueron a la fuente y mataron su sed. A continuación, regresó para dar las gracias.

– A propósito, ¿cómo se llama este lugar?

– Cielo.

– ¿Cielo? ¡Pero si el guarda de la puerta de mármol dijo que el cielo era allá!-Eso no es el cielo, es el infierno.

El caminante se quedó perplejo.

– ¡Pero ustedes deberían evitar eso! ¡Esa falsa información debe causar grandes trastornos!

El hombre sonrió:

– De ninguna manera. En realidad, ellos nos hacen un gran favor. Porque allí se quedan todos los que son capaces de abandonar a los mejores amigos…

 

 Paulo Coelho

Hombre_perro_caballo

Etiquetado

Los verdaderos amigos…

Los verdaderos amigos son los que están con nosotros cuando las cosas buenas suceden. Se contentan por nuestros triunfos.

Falsos amigos solo aparecen en los momentos difíciles, con sus caras tristes y de apoyo, cuando, en realidad nuestro sufrimiento está sirviendo para consolarlos de sus miserables vidas

 

Paulo Coelho

Amigos

Etiquetado

Errar es humano…

El filósofo alemán Nietzsche dijo en una ocasión:

«No vale la pena vivir discutiendo sobre todo; forma parte de la condición humana errar de vez en cuando.»

Dice el maestro: Hay gente que se asegura mucho de estar en lo cierto en los más pequeños detalles.

Nosotros mismos, muchas veces, no nos permitimos equivocarnos. Lo que conseguimos con esta actitud es el pavor a seguir adelante. El miedo a equivocarnos es la puerta que nos encierra en el castillo de la mediocridad. Si conseguimos vencer este miedo, estamos dando un paso importante hacia nuestra libertad.

Paulo Coelho

Hombre_pensando2


 

Etiquetado