Archivo de la etiqueta: niños

Trabajo infantil…

En la actualidad, cerca de 215 millones de niños trabajan en el mundo, muchos de ellos a tiempo completo. Estos niños y niñas no van a la escuela y no tienen tiempo para jugar. Muchos no reciben alimentación ni cuidados apropiados. Se les niega la oportunidad de ser niños. Más de la mitad de estos niños están expuestos a las peores formas de trabajo infantil como trabajo en ambientes peligrosos, esclavitud, y otras formas de trabajo forzoso, actividades ilícitas incluyendo el tráfico de drogas y prostitución, así como su participación involuntaria en los conflictos armados. En África subsahariana, aproximadamente 1 de cada 3 niños y niñas trabajan, lo que representa una cifra de 69 millones de menores de edad.

En el mundo, un gran número de niños están involucrados en trabajo doméstico remunerado o no remunerado en el hogar de un tercero o empleador. Estos niños son particularmente vulnerables a la explotación. El trabajo que realizan a menudo está oculto a los ojos del público, ya que estos niños puede que se encuentren aislados o trabajen muy lejos del hogar familiar. Las historias de abuso de niños involucrados en trabajo doméstico son muy comunes.

Steve McCurry, fotógrafo comprometido con su tiempo

Steve McCurry es uno de esos fotógrafos comprometidos con su tiempo. En una reciente recopilación de fotografías de sus numerosos viajes de las últimas tres décadas McCurry publicó en su blog el pasado mes de mayo un conjunto de 22 instantáneas a través de las cuales pretende denunciar la vida de duro trabajo a la que son sometidos millones de niños cada año. Bajo el título “Infancia robada” nos presenta las fotografías que se incluyen en el presente post.

Aunque algunas de las fotos muestran claramente un abuso hacia los niños que trabajan para terceras partes, en otras en cambio se puede observar la que es una realidad muy habitual y normalizada de los niños ayudando a aportar ingresos en el hogar en el que viven (como es hacerse cargo del rebaño, ayudar en el oficio de sus padres, etc). Por desgracia pero, esta realidad les impide un mayor acceso a la educación, lo que podría ayudarles a tener un futuro más próspero.

FUENTE: MUHIMU

Etiquetado

Este experimento del racismo en niños te va a dejar sorprendido…

¿Qué ocurre cuando a un niño le preguntas, frente a dos muñecos de distinto color de piel, cuál de los dos bueno?

Este video fue realizado por 11.11 Cambio Social como parte de la campaña “Racismo en México”.
Se hizo un trabajo de investigación con niños y niñas mexicanos/as, replicando el experimento con niños/as y muñecos diseñado por Kenneth y Mammie Clark en los años treinta en EUA, que se ha llevado a cabo en varios países del mundo.

Aquí se muestra parte de los resultados y los niños y las niñas que aparecen en este video reflejan las respuestas de la mayoría de niños/as que fueron entrevistados/as.

FUENTE: La Voz del Muro

Etiquetado ,

INGENIOSA CAMPAÑA CONTRA EL MALTRATO INFANTIL…

La Fundación de Ayuda a los Niños y Adolescentes ha creado una excelente estrategia contra el maltrato infantil.

Una organización española llamada Fundación ANAR (Ayuda a los Niños y Adolescentes en Riesgo) creó un cartel para paradas de autobús que muestra el número telefónico de la organización para que los niños pidan ayuda en caso de abuso.

ANAR hizo el anuncio con fotografía lenticular para que la mayor parte del contenido sólo pueda ser leído por niños.

La fotografía lenticular permite crear una imagen de manera que las personas sólo puedan ver una de muchas fotos dependiendo de donde se encuentren parados. En el caso del anuncio de ANAR, cualquiera que mida más de 4 pies y 5 pulgadas, estatura promedio de un niño de 10 años, verá la fotografía de un niño sin marcas de golpes y el mensaje: “El abuso a los niños a veces sólo es visible para los niños que lo sufren.” Quienes miden menos de 1.35 m verán la cara de un niño golpeado junto con el número de la organización y un texto en letras blancas: “Si alguien te lastima, háblanos y te ayudaremos.”

La campaña ha cumplido con su deber: crear conciencia del maltrato infantil, de la existencia de ANAR y del número telefónico de la fundación.

FUENTE: MamaNatural

Etiquetado , ,

¿ESTAMOS LOCOS?…

“Paula tiene 7 años, de momento es un “fracaso escolar” porque no lee las 44 palabras por minuto que tendría que leer para su edad…

Juan tiene 8 años y le acaban de diagnosticar un TDH muy leve, el colegio fuerza a sus padres a llevárselo o a medicarle…

Silvia tiene 11 años y no le interesan las matemáticas porque no se las enseñaron bien, ahora sus padres le han puesto a petición de su profesora, 4 horas a la semana de clase particular al volver a casa. En el colegio la sacan de su clase para hacer refuerzo de matemáticas con 5 niños más y sus resultados en matemáticas siguen siendo muy bajos.
Se acuesta por las noches asustada y con miedo a los exámenes, su pasión es bailar, pero no le queda tiempo y no se lo permiten…

Claudia tiene 15 años y se pasa 9 horas en el colegio y 4 horas estudiando en casa…

Carlos tiene 6 años y molesta en clase porque es un niño de altas capacidades que se aburre soberanamente, pasa su tiempo siguiendo moscas y fabricando figuras de papel… Está permanentemente castigado sin recreo y amonestado por su profesora en presencia de sus compañeros…

Daniel tiene 9 años y por más que se esfuerza en sacar una buena nota para sentirse satisfecho, su profesor suma religiosamente las décimas en los exámenes y le pone puntuaciones como 4,8 sin ninguna compasión…

¡¡¿QUE ESTAMOS HACIENDO?!!…

Los niños tienen que ser todos iguales, ni mejores ni peores.

Somos muchos los que nos sobrecogemos al dejar a nuestros hijos en un sistema educativo que no tiene ni pies ni cabeza, que no cuenta con el individuo, al que le importa un carajo como son Paula, Juan, Silvia, Claudia, Carlos o Daniel, cuales son sus fortalezas.

Los niños no son felices, se aburren en clase, se cansan de tantas horas, de tantos deberes, de tantos ejercicios, de tantos exámenes, de tan poco tiempo libre, de tantas exigencias, de tan poco cariño, ¡son niños!, ¡por el amor de Dios!, ¡pero no son tontos!… Si tan solo nos atreviéramos a escucharles, a saber qué es lo que piensan de sus vidas, de esos ejércitos de los que forman parte obligatóriamente, de ese madrugón matinal que les empuja como ganado a ser simplemente una nota…

Estamos locos los mayores por permitir lo que estamos permitiendo, luego mirando hacia otros mundos y sintiendo compasión… Y yo me pregunto… ¿qué niño es más feliz?

A mi me da miedo escuchar a mis hijos. Me “acojono” literalmente cuando les veo cargados como mulas con montones de libros de texto a sus espaldas, llenos de obligaciones y pendientes de una nota.

Nuestros hijos no son notas.
¡BASTA YA!.
No quiero pasarme la vida peleándome con ellos para que se sienten a estudiar, no quiero que sientan que solo miramos las notas que les ponen, no quiero que se acuesten asustados por las puñeteras notas o los puñeteros exámenes que se estudian como papagallos para olvidarse al día siguiente.
Es cruel evaluar permanentemente a un ser humano… Es maltrato…

¿Por qué no lo cuentan los telediarios?
En la clase de Perico premian al niño que más libros lea con una bolsa de chucherías. Todos compiten por leer el mayor número de libros posible, pero no por los libros, sino por las chucherías…
¿Estamos locos?
Estamos haciendo a nuestros niños competitivos, generando envidias entre ellos, separando a los niños de las niñas, estableciendo baremos como “niños buenos” y “niños malos”…

Tratamos mal a los niños, no les tenemos en cuenta, no comprendemos que son únicos, especiales, seres humanos, son soldados uniformados y cargados con macutos en busca de un resultado para que la sociedad se quede tranquila.

Y ¿qué podemos hacer?…
Revisar las expectativas que tenemos sobre nuestros hijos, no permitir que les midan con un metro como el del parque de atracciones, en el que si llega a la altura puede subir y si no llega o se pasa, tiene que quedarse en tierra.
Defender la individualidad de nuestros hijos, darnos cuenta de que no hay fracaso escolar, sino poco interés por lo que se aprende.
Animar a nuestros hijos a protestar como individuos, a rebelarse y apoyarles.
Buscar el que aprendan y disfruten haciéndolo.
Cerrar los libros obligatoriamente a una hora establecida.
Darles días de asuntos propios o ¿es que ellos no tienen derecho a estar un día agotados?
Vamos a quitarles la presión de las notas, a convencerles de que lo único que tienen que hacer es aprender y disfrutar.
Vamos a mostrarles el camino ¡YA! y a no esperar a que lo tengan que encontrar con una Coach en el futuro (todo mi amor y respeto hacia ésta magnífica profesión), o con un Terapeuta cuando ya no puedan más.

Vamos a liberar a nuestros hijos. ¡¡NO IMPORTAN LAS NOTAS!! IMPORTAN NUESTROS NIÑOS que en definitiva son el futuro”.

ALMUDENA FUENTES

5270_532061210168707_911436131_n

Etiquetado ,

Compartir…

Un vídeo corto y simple pero muy efectivo en el que los niños nos dan, una vez más, una lección sobre la necesidad de compartir.

En un mundo con capacidad de alimentar al doble de su población, 3,5 millones de niños siguen muriendo de desnutrición cada año. Deberíamos aprender.

Entra en experimentocomparte.org

FUENTE: Vida Sencilla

Etiquetado , ,