Archivo de la etiqueta: feminismo

COSAS QUE NO PUEDES HACER SI NO QUIERES CALENTAR POLLAS…

Tras los acontecimientos protagonizados en las últimas semanas por personajes públicos del género masculino que han descalificado o ultrajado la honorabilidad de personas del género femenino dada nuestra conocida facilidad (afición, entretenimiento, ANSIAS) de calentar pollas, he redactado un Manuel Breve de Comportamiento para Chicas Decentes (que no quieren calentar pollas). El calentamiento de pollas es un problema social y es siempre el paso previo a la agresión sexual. Por eso debemos ser nosotras las primeras interesadas en mantener los apéndices masculinos a temperatura ambiente. Fresquitos. Cual lechugas.

– Vestir sexy. Independientemente de cuál sea tu acepción del término. Cualquier prenda es susceptible de ser considerada sexy por parte de un hombre y calentarle la polla. Como el neopreno con el que sales a mariscar a la Rías Baixas o el pijama de franela que te pones cuando tienes la regla y has manchado con tu asquerosa sangre todos los demás.

– Estar/pasar cerca de un grupo de tíos. Hay que ser puta.

– Bailar en una discoteca.

– No bailar y apoyarte en la barra mirando al infinito.

– Ir borracha.

– Ir serena y tropezarte con uno que sale del baño.

– Ser delgada.

– Ser gorda.

– Ser pelirroja, rubia, morena, castaña o alopécica.

– Tener tetas grandes.

– Tener culazo.

– Tener varias extremidades y un tronco. O sólo un tronco.

– Tener una similitud genética del 96% con un chimpancé.

– Ser lesbiana y manifestarte delante de hombres.

– Ir a los San Fermines.

– Ir al Hormiguero.

– Ir al programa de Risto.

– Cruzarte con Pérez-Reverte.

– Viajar sola.

– Viajar con amigas.

– Aceptar el regalo de un hombre (que no sea tu padre).

– Hacer un regalo a un hombre que no sea tu padre.

– Ligar con un hombre.

– Que te intenten ligar.

– Follar con un hombre.

– No follar con ese hombre que quiere follar contigo.

– Follártelo y no repetir SI ÉL QUIERE.

– Darle tu teléfono o redes sociales a un tío, quieras o no ligar con él.

– Creerte que quiere ser tu amigo cuando claramente QUIERE FOLLAR.

– Tocar a un hombre al que no te quieras follar.

– Tener amigos hombres.

– Mantener cualquier contacto físico o espiritual con un hombre que no sea tu padre. En general.

– No informar detalla y minuciosamente de que “no es no” y no todo lo contrario, como cualquier hombre podría pensar.

– No defenderte lo suficiente ni gritar mucho cuando te violan aunque tengas una navaja clavada en el cuello y un señor que amenaza con matarte encima.

– No grabar el momento en que te defiendes mucho mientras te violan.

– No presentar ante el juez y el fiscal las suficientes pruebas de que te han violado mucho, aka te han roto el orto.

– Ir a un restaurante con tu pareja.

– Ir al trabajo.

– Ir a la universidad.

– Caminar con amigas.

– Caminar con tu madre.

– Caminar sola.

– Salir a la calle.

– Quedarte en casa tuiteando.

– Ser transexual.

– Ser mujer.

– O parecerlo.

 

* COSAS QUE SÍ PUEDES HACER PARA NO CALENTAR POLLAS

– Morirte. (Si es cerca de un necrofílico, te jodes).

Diana López Varela

Texto extraído de su blog Suspenso en Religión

 

Etiquetado

Kant y las paragüeras…

“Nos contratan para ser vistas, esa es nuestra principal función”. “Sólo tenemos que sonreír y ser felices”.

Las paragüeras de Jerez se revuelven y nos devuelven a la hermosa imagen de la libertad conquistada por las mujeres para elegir lo que siempre combatimos. La nueva mujer pergeñada por el neoliberalismo es libre ya para elegir vivir de exhibir su cuerpo como un jarrón chino, alquilar su útero, quedarse en casa con los niños o ser puta. La nueva mujer ya puede elegir todo aquello que la sociedad patriarcal quiso imponerle siempre. ¡Viva el neoliberalismo redentor! Ya no te putean sino que eliges putearte. No te explotan de becario, que eres tú el que libremente eliges aprender durante 14 horas sin ver un duro.

Leer artículo completo aquí…

Foto: Motorpasion

Etiquetado

#ComoMujerMeHaOcurrido…

Etiquetado

El cuerpo…

En la sociedad capitalista, el cuerpo es para las mujeres lo que la fábrica es para los trabajadores asalariados varones: el principal terreno de su explotación y resistencia, en la misma medida en que el cuerpo femenino ha sido apropiado por el Estado y los hombres, forzado a funcionar como un medio para la reproducción y la acumulación de trabajo.

En este sentido, es bien merecida la importancia que ha adquirido el cuerpo, en todos sus aspectos —maternidad, parto, sexualidad—, tanto dentro de la teoría feminista como en la historia de las mujeres.

Silvia Federici


Photo Credit: espaciosparaelarte Flickr via Compfight cc

Guardar

Etiquetado

El agravante de ser mujer…

Toda feminista que se precie, o incluso si eres mujer aún sin considerarte feminista, ha visto alguna vez (o ha reproducido) comentarios del tipo: “hay mujeres mucho más machistas que los hombres”, “los hombres que no se depilan no me parecen atractivos, pero una mujer sin depilar es peor”, “si hay machismo es culpa de las mujeres, que son las que educan a los hombres en valores machistas”, “las mujeres son peores porque compiten entre ellas y se lanzan cuchillos entre ellas; en cambio los hombres tienen amistades de verdad.” Podría seguir, pero creo que el concepto ha quedado claro.

Mi duda es: ¿Cómo se es más machista que violar a una mujer? ¿Cómo se es más machista que apuñalar, golpear, descuartizar, quemar, atropellar o acribillar a balazos a una mujer? ¿Cómo se es más machista que asesinarla? ¿Cómo se es más machista que acosar a una mujer por la calle, tocarle el culo, arrinconarla, hacerle sentir miedo? ¿Cómo se es más machista que amenazar a tu novia con matarla si te deja?

Una mujer, por muy machista que sea, no va por ahí violando a otras mujeres ni acosarlas por la calle. Tal vez llamará “puta” a quienes se hagan fotos en ropa interior o les dirá que no esperen respeto si no se respetan, pero no las irá agrediendo sexualmente porque “vayan provocando”.

Vivimos en una sociedad machista, y eso lo demuestra la criminalización extra que sufrimos las mujeres cuando hacemos algo. Las mujeres somos malas, debemos mantener un decoro y si no lo hacemos somos lo peor. Si follas: mal por puta; si no follas: mal por no satisfacer al macho que te quiere follar. Si bebes: mal porque eso “no es de señoritas”; si no bebes: mal porque eres una aburrida que no se deja emborrachar por el macho de turno que te quiere follar sin que opongas resistencia. Si enseñas 1 cm de piel: mal porque vas provocando; si llevas un burka: mal porque el machote no puede verte las tetas. Si te depilas: mal porque seguro que vas buscando guerra; si no te depilas: mal porque “no es higiénico” (no es higiénico = no es agradable para el machuno de turno).

Consejo: como hagas lo que hagas vas a ser peor que Satanás, haz lo que tu coño te dicte.

FUENTE: Locas del Coño

4b456e19000859-562d32b23a62c

                                                      Imagen : Sofia Bonati

Etiquetado

MUJERES BRASILEÑAS: Del icono mediático a la realidad…

Las mujeres brasileñas son constantemente cosificadas para la venta de productos y la conquista de las audiencias. Un modelo de concentración de los medios en seis familias de gran poder, una cultura machista y la maximización del beneficio económico son algunas de las claves para entender por que los grandes medios de comunicación presentan un modelo único de mujer y ocultan la gran diversidad existente en Brasil. El vídeo incluye entrevistas a Terezinha Vicente y Rita Freire, de la Rede Mulher e Mídia; Jacira Melo, directora del Intituto Patrícia Galvâo; iris Miranda, psicóloga y activista, y Melissa Miranda, periodista y activista.

Brasil es el quinto país más grande del mundo en extensión y número de habitantes, con más de 200 millones de personas. Más de la mitad son mujeres, que representan el 50 por ciento de la fuerza de trabajo, sin tener en cuenta los cuidados no remunerados. En Brasil conviven indígenas, africanas, europeas, asiáticas… El 53 por ciento son pardas, negras, amarillas y rojas, apenas el 47% se define como blanca.

¿Por qué los grandes medios de comunicación muestran un único modelo de mujer?, ¿quién decide qué vende, cuáles son los cánones de belleza, prestigio y éxito?, ¿quién controla la información? ¿Hay alternativas en marcha, otro modelo?

FUENTE: REVISTA PUEBLOS

Etiquetado ,