Lo absurdo de preocuparse siempre…

Shantideva hace una muy sencilla y poderosa analogía, que nos puede ayudar a entender cómo, si bien nunca podremos controlar el mundo externo, hay algo que podemos hacer para evitar contrariedades:

¿Dónde podría yo encontrar tela suficiente  para cubrir la superficie de la tierra?

Pero (usando) tela solamente en las suelas de mis zapatos es equivalente a cubrir la tierra con ella.

Asimismo, no es posible que yo logre  controlar el curso externo de las cosas.

Pero puedo controlar mi propia mente, ¿Qué necesidad tendría entonces de controlar lo demás?

FUENTE: PijamaSurf

 

Guardar

Anuncios
Etiquetado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: