Tener por maestro un estúpido…

Un Maestro prometió a un discípulo que le revelaría algo mucho más importante que cualquier cosa que se pudiese encontrar en todas las escrituras. Cuando el discípulo, que era muy impaciente, pidió una vez más al Maestro que cumpliese su promesa, el Maestro dijo:

– Sal fuera bajo la lluvia y permanece con los brazos abiertos y la cabeza levantada hacia el cielo.

Al día siguiente, el discípulo volvió donde el maestro y le dijo:

– Seguí tu consejo y me cale hasta los huesos… me sentí un perfecto idiota.

– Bien -replicó el maestro-, para ser el primer día es una gran revelación ¿no es cierto?

“Quienquiera que se embarque en el auto-aprendizaje no debería tener por maestro a un estúpido”

Anónimo

27371660096_133977269b_o

Photo Credit: Carlos M Gonzalez (raw) Flickr via Compfight cc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: