No es para tanto, no soy tanto…

¿Qué soy yo en comparación con el Universo? Ese problema que tanto me preocupa, ¿tan grave es?, ¿es para tanto? No se trata de compararnos pero sí de valorarnos y valorar lo que nos pasa en su justa medida y sin egocentrismo.

Muchas veces caemos en pensamientos tales como: “esto lo ha dicho o hecho con mala intención por ser yo”, “lo ha dicho con intención de fastidiarme”, “he sido la única persona que ha sido discriminada”, “no se me trata de forma justa nunca”. Hay momentos en que nos creemos el centro de todo, incluso cuando nos sentimos ofendidos.

Y nos convencemos de que merecemos un trato mejor. En lugar de entender la situación dentro de su contexto y desde el punto de vista del otro decidimos mirarnos nuestro ombligo sintiéndonos la principal víctima de lo sucedido. Y, en el fondo, si lo piensas bien, no somos tanto, no es para tanto.

Mayte Saavedra

22555640091_f6e1453562_b
Photo Credit: Passetti via Compfight cc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: