Aprender a no pelearse con las cosas…

Un rey muy caprichoso se quejaba de que el suelo irregular de su reino le hacía daño en los pies. Nadie más en esa tierra tenía ese problema, pero como él era todopoderoso ordenó al primer ministro alfombrar todo el reino: calles, caminos y carreteras.

El alto funcionario era un hombre sabio, que le dijo:

—Majestad, tengo una idea mejor. ¿Por qué no se compra unas buenas botas?”

“Cuando nos volvemos hipersensibles a las incomodidades de la vida querríamos hacer como el rey de esta historia.”

Rafael Santandreu

2407847621_e0296f1349_o
Photo Credit: a-miranda via Compfight cc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: