La regla de “Los 6 grados de Influencia”…

La Regla de los Tres Grados de Influencia, se puede aplicar a un amplio abanico de actitudes, sentimientos y conductas y a fenómenos tan diversos como las opiniones políticas, la obesidad y la felicidad.

¿Hasta qué punto pueden influir los pequeños gestos que realizamos cada día?

Si estamos conectados con todos por seis grados de separación y podemos influir en su conducta cuando se encuentran hasta a tres grados de nosotros, se podría decir que cada uno de los habitantes del planeta podemos influir (a efectos de conexión) en todos los demás. Así, aunque estemos limitados a tres grados, el alcance de los efectos que podemos causar en otros es extraordinario.

Influimos y ayudar también nos influye. Para ser felices nosotros mismos resulta imprescindible ayudar a los demás, y unas 100 horas al año (dos horas a la semana) parece ser el número clave de tiempo que han dado los expertos y que debemos dedicar integramente a ayudar a los demás. De la misma manera que podemos invertir dinero en los demás, podemos invertir nuestro tiempo, lo que resulta ser incluso más satisfactorio y nos proporciona grandes dosis de felicidad directa.

Nuestra felicidad también depende, por tanto, de crear sociedades más felices. Igual que el concepto “Ubuntu” pero con base científica: es más fácil ser feliz si ayudamos a los demás a serlo pues su felicidad, también influye en la nuestra.

FUENTE: MUHIMU

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: