Piérdele el miedo al miedo…

El miedo al miedo es de los círculos viciosos más desesperantes que he podido experimentar, pareciera que no tiene salida y que nada más aumenta tu malestar.  Por eso, si tienes miedo al miedo, de volver a sentirte mal, de que regrese la ansiedad o a volver a experimentar un ataque de pánico… aquí te platico algunas ideas para superarlo.

¿Cómo es tener miedo al miedo?

Simplemente te da miedo tener miedo, porque sabes que al tener miedo sufres, que te generas ansiedad y que puedes terminar teniendo un ataque de pánico.  De cierta forma, andas de puntitas contigo mismo en cuanto a evitar cualquier cosa que te vuelva a activar el miedo, dejas de hacer cosas o te pones distracciones para no sentirlo.

Tener miedo al miedo es prácticamente estar paranóico y alerta de que no vuelvas a tener miedo porque sabes que te pones muy mal.

¿Qué consigues al tenerle miedo al miedo?

Solamente meterte en un círculo vicioso, porque al hacer esto, estás actuando en base al miedo. O sea, tu crees que al tenerle miedo al miedo estás haciendo algo por evitarlo, pero en realidad, ya lo estás viviendo, ya lo estás generando.

A veces creemos que al estar alerta estamos evitando eso que no queremos experimentar, pero en cuanto a tenerle miedo al miedo, claramente no funciona, pues el miedo ya está ahí.

Piérdele el miedo al miedo

Entonces, precisamente se trata de que dejes de ver al miedo como algo que sale de tu control, dejar de verlo como lo peor que existe y empezar a perderle el miedo, ¿cómo…? sintiéndolo.

Sí, hay que decirnos a nosotros mismos “bueno, si siento miedo, no será el fin del mundo, lo he sentido antes y aquí sigo, si lo vuelvo a sentir, sabré qué hacer en el momento, el miedo sale de mi y de mi mente así es que siempre estaré en control de él”.

Y cuando empieces a sentir miedo… en lugar de querer frenarlo, distraerte o luego luego suprimirlo, déjate sentirlo por un momento, sumérgete en tu miedo, y ya después…

Habla con tu miedo

No nada más salgas corriendo por sentir miedo, haz un alto y enfréntalo, háblale, pregúntale qué está haciendo aquí, qué es lo que quiere, dile que tú estás en control de ti mismo y que por más feo que se sienta él… no podrá dañarte en realidad, dile que es una fantasía creada por tu mente.

En otras palabras… pon a tu miedo en su lugar. Y su lugar, es el que al ser producto de tu mente, no es mas grande que tu.

Reconoce la distorsión detrás del miedo

En el intermedio de que estás hablando con tu miedo, reconoce cuál es la distorsión, el error o la mentira detrás de él, qué es lo que te está diciendo que no es verdad, sobre ti, sobre el mundo, sobre los demás o sobre algo que está pasando.

Y después, dile cuál es la verdad…

¿Qué es lo peor que podría pasar si sientes miedo?

Hazte esta pregunta, reflexiona por un momento…¿qué es lo peor que podría pasar si sientes miedo?

Y vuélvete a preguntar esa pregunta sobre la respuesta que encuentres, y finalmente, resuelve lo que se esconde detrás de tenerle miedo al miedo.

Por ejemplo: si siento miedo, lo peor que podría pasar es que me de ansiedad. Si siento ansiedad, lo peor que podría pasar es que tenga un ataque de pánico. Si me da un ataque, lo peor que podría pasar es que me sienta mal por un rato.

Date cuenta que al final, no es tan grave como crees, ¡claro! si realmente ya estás convencido de que no hay peligro real detrás de un ataque de pánico, cosa que tendrías que convencerte para perderle el miedo al miedo.

Necesitas sentirte capaz de enfrentar el miedo

Si el miedo te está llevando a tener ansiedad o un ataque de pánico, y no te sientes capaz de enfrentarlo o de saber qué hacer en ese momento..entonces claro que tendrás más miedo al miedo. Pero, una vez que sabes qué hacer y te sientes preparado, capacitado y con las herramientas necesarias, no tendrías miedo de enfrentarlo.

Lo más importante que necesitas saber para enfrentar la ansiedad y el pánico y el miedo, es que luchar y huir no sirve de nada, necesitas quedarte, enfrentar, aceptar y sentir… y en ese momento, el miedo perderá valor sobre ti.

Eventualmente, te podrás reír de tu miedo

Así es, una vez que hiciste lo anterior, puede llegar un momento en el que inmediatamente aceptas el miedo, ves su distorsión y naturalmente, espontáneamente, te reirías de él. Podrías burlarte pues sabes que te está asustando sin razón, que es un embustero que nada más magnifica las cosas de proporción… y entonces, te ríes de él.

En conclusión

  • reconoce que tú eres mas grande que tu miedo
  • deja de huirle
  • quédate, enfréntalo, siéntelo y habla con él
  • reconoce su distorsión
  • ponle límites, dile que tu estás en cargo de ti mismo
  • recuerda que si ya lo enfrentaste una vez puedes hacerlo otra vez
  • reconoce que ya tienes mas herramientas y conocimientos para hacerlo
  • siéntete capaz de sentir miedo y con el poder de superarlo

fear-615989_1280

FUENTE: Deansiedad

Etiquetado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: