Piensa distinto para resolver problemas…

“Cuentan que en el antigua Persia hubo un mercader que tenía tres hijos. 

Al final de su vida, ya en su lecho de muerte, decidió reunir a los tres hijos para informarles de como iba a repartir su herencia. Lo haría como mandaba la tradición de aquella época y aquel lugar: el primer hijo recibiría la mitad de toda la herencia, el segundo recibiría un tercio de toda la herencia y el tercer hijo se contentaría con un noveno de toda la herencia.

Así había sido siempre y así seguiría siendo por lo que los tres hijos aceptaron de buen grado su parte.

El problema surgió cuando, al morir el padre, descubrieron que la herencia consistía en 17 camellos, ni uno más ni uno menos.

¡Menudo lío!. No hay manera de hallar la mitad de diecisiete camellos, ni un tercio, ni siquiera un noveno… ¡era imposible repartir la herencia!

Así que, tras mucho pensar y discutir, los tres hijos fueron a ver a una anciana que tenía fama de ser muy sabia y justa. Le expusieron su situación y ella, tras reflexionar sobre ella, les dijo:

– Realmente no conozco la solución a vuestro problema, lo siento mucho. Lo único que puedo hacer por vosotros es ofreceros mi único camello; aceptadlo por favor.

Así que los tres hijos se fueron a casa con un camello más y sin ninguna solución. 

Resulta que a la mañana siguiente, el más pequeño de los hijos se despertó sobresaltado: ¡ya tenía la solución!. Rápidamente llamó a sus hermanos y les dijo:

– ¡Tengo la solución! ¡Por fín!- y les explicó: tenemos 18 camellos; la mitad, o sea 9 irán para el hermano mayor, un tercio, es decir 6 irán para el hermano mediano y finalmente un noveno, o sea 2, irán para mí.

– Un momento – contestó otro hermano- si sumamos nueve más seis más dos dan 17 camellos, por lo que nos sobra uno.

– ¡Claro!- respondió el pequeño- el camello que sobra se lo devolvemos a la anciana”

¿No es genial?; estaban completamente estancados en un problema de imposible solución y de repente, al enfocarlo de otro modo completamente inesperado se soluciona.

En definitiva, piensa distinto… ¡y resuelve el problema!

FUENTE: Educando tu interior

4780571591_e0bfdf3936

Photo Credit: flickrenric via Compfight cc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: