Puedes…

Puedes obligar a comer,
Pero no puedes obligar a sentir hambre;

Puedes obligar a alguien a acostarse,
Pero no puedes obligarle a dormir;

Puedes obligar a que te oigan,
Pero no puedes obligar a que te escuchen;

Puedes obligar a que te besen,
Pero no puedes obligar a que te deseen;

Puedes obligar a que te aplaudan,
pero no a que te emocionen;

Puedes obligar a que te elogien,
pero no a que te admiren;

Puedes obligar a que fuercen un gesto de sonrisa,
Pero no puedes obligar a reír;

Puedes obligar a que te sirvan,
Pero no puedes obligar a que te amen.

Puedes obligar a que te cuenten un secreto,
pero no a que confíen en tí.

Alex Rovira (La brújula interior)

750349069_5b60dedbf3_b
Photo Credit: victor_nuno via Compfight cc

Etiquetado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: