Que nada te quite el sueño…

La privación de sueño es una de las grandes epidemias de este siglo. Sin darnos cuentas vamos robando horas de sueño al día para poder cumplir con las exigencias personales y laborales que nos rodean. Vivimos en una sociedad que funciona y está activa las 24 horas del día. En ciertos trabajos no es posible desconectar mentalmente durante la noche y esto repercute negativamente en nuestro organismo. Una mala noche y por tanto un déficit de sueño, provocan durante el día siguiente:

– fatiga y somnolencia,- bajo rendimiento físico e intelectual,- irritabilidad,- trastornos del apetito,- trastornos sexuales (disminución del deseo y la actividad sexual),- dolores musculares por un aumento de tensión.

Cada persona necesita una cantidad de horas de sueño diferentes; es recomendable llegar a conocer nuestro ritmo biológico para lograr una buen rendimiento al día siguiente. Se trata de conocer el funcionamiento de nuestro organismo. ¿Cómo saber si dormimos las horas necesarias? Si durante la semana, el sueño dura unas 6 horas y durante el fin de semana llegamos a dormir 10 horas, esto significa que nuestro cuerpo ha necesitado recuperar horas de sueño. Es entonces el momento de replantearse los horarios;  intentar aumentar las horas de sueño durante la semana, porque a la larga nuestro organismo lo cobra en el momento menos pensado y puede llegar a ser peligroso (accidentes de coche, estados de ansiedad crónicos etc…).

Conseguir dormir las horas necesarias con sueño reparador es clave para disminuir los niveles de estrés.

Estas son algunas razones:

– Relajación de la musculatura: durante la fase de sueño profundo nuestro organismo fabrica unas sustancias que ayudan a reponer fuerzas y relajar nuestra mente y cuerpo. Se produce una relajación de la musculatura que alivia la tensión y la ansiedad.

– El estado anímico: una mala calidad de sueño es la puerta de entrada a múltiples trastornos psiquiátricos. El cortisol  y las catecolaminas (adrenalina, dopamina…) son hormonas que aumentan en los estados de estrés. Estas disminuyen durante las primeras fases del sueño profundo. Por tanto un sueño reparador ayuda a estabilizar estas sustancias y paliar la ansiedad e irritabilidad. Una mala calidad en el sueño provoca un estado de mal humor e irritabilidad importante.

– La memoria: durante el sueño el cerebro consolida y archiva la información que hemos ido mostrándole durante el día. Una persona con mala calidad de sueño a la larga se queja de fallos de memoria y dificultad para retener datos. Por tanto el sueño es también clave para el aprendizaje ya que durante la noche el cerebro procesa la información.

– La piel: la noche es un momento clave para la regeneración de las células de la piel (esta es la razón por la cual existen cremas específicas para la noche y otras para el día).

– El sueño en los niños: una buena calidad de sueño en niños es clave porque entre otras cosas se libera la hormona del crecimiento que facilita su correcto desarrollo madurativo.

Algunas recomendaciones básicas para conseguir mejorar la calidad del sueño reside en conocer “quienes” son sus principales enemigos. Estos son el estrés, la obesidad y el sedentarismo. Para mejorar el sueño es básico mitigar el nivel de estrés de la jornada, tener una dieta equilibrada (con especial cuidado a la cena) y realizar ejercicio constante. Hay que prestar especial atención a las bebidas que presentan estimulantes (café, té, cocacola) porque a partir de ciertas horas del día, interfieren en el sueño. Los efectos de estos estimulantes pueden perdurar en sangre de 2 a 7 horas, aumentar la presión sanguíneas y seguidamente alterar las hormonas del estrés.

Hoy en día existen suficientes avances en el campo de la ciencia y de la mente para conseguir paliar el insomnio y los problemas de sueño. Hay que conocerse, cuidarse y lograr que “nada te quite el sueño“.

FUENTE: Comprender es aliviar

5566346052_7a8aa20904_b
Photo Credit: Tonymadrid Photography via Compfight cc

Etiquetado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: