Ira…

Cuando estás enojado, deseas aliviar el sufrimiento que sientes; es una tendencia natural.
Hay muchas formas de encontrar alivio, pero el mayor de ellos lo proporciona la comprensión.

Cuando la comprensión está presente, la ira desaparece por sí sola.
Cuando entiendes la situación de la otra persona, la naturaleza del sufrimiento, la cólera desaparece, porque se transforma en compasión.
Observar profundamente la situación, es la medicina más recomendable contra la ira.
Si la observas, entenderás las dificultades del otro, y la aspiración profunda que nunca ha podido alcanzar.
La compasión nacerá entonces en ti y será el antídoto para la ira que sientes. Si dejas que la compasión brote en tu corazón, el fuego de la ira se extinguirá en el acto.
La mayor parte del sufrimiento que experimentamos, nace de nuestra falta de comprensión, y de no percibir que no existe un yo separado.
La otra persona es tú, y tú eres ella. Si entras en contacto con esta verdad, la ira desaparecerá.
La compasión es una bella flor que brota de la comprensión. Cuando te enojes con alguien, practica el inspirar y espirar conscientemente.
Observa profundamente la situación, para ver la verdadera naturaleza de tu sufrimiento, y el de la otra persona, y te liberarás.

Thich Nhat Hanh

leo-350690_1280

Etiquetado ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: