Pepitas de Oro…

Cuanto más entra una persona en sí misma, más madura es. Cuando llega al mismo centro de su ser, ha madurado  totalmente. Pero en ese momento desaparece como persona, sólo su presencia permanece; el ser desaparece, sólo queda el silencio. El conocimiento desaparece, sólo la inocencia permanece.

Para mí, madurez es otro nombre de realización. Has llegado a la culminación de tu potencial. Éste se ha realizado. La semilla ha llegado al final de su larga jornada, ha florecido.

La madurez tiene una fragancia y da una tremenda belleza al individuo. Le da inteligencia, la más aguda posible. Lo convierte en el amor mismo. Su acción es amor; su inacción también. Su vida es amor, su muerte también.

Él es precisamente un florecimiento del amor.

Osho

9532218494_3ff8baf906_b
Photo Credit: jenny downing via Compfight cc

Etiquetado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: