Cómo dejar los problemas de lado…

Hay veces que las cosas se escapan de nuestro control, los problemas se nos echan encima y no sabemos cómo escapar. Nos sentimos perdidos y sin saber cómo afrontarlos.

También hay veces que sobredimensionamos nuestros problemas, nos parecen mas grandes de lo que en realidad son y simples obstáculos acaban convirtiéndose en nuestra peor pesadilla.

Lo peor que podemos hacer es caer en la obsesión. No podemos dejar que nuestros problemas se apoderen de nuestra vida y nos impidan seguir adelante. Porque, sea el problema que sea, tarde o temprano encontraremos una solución, y debemos ser capaces de aprender a dejarlo de lado.

En Espiritualmente sabemos lo importante que es dejar los problemas de lado, aprender a llevarlos y evitar que ocupen nuestro pensamiento las 24 horas del día. Porque, para disfrutar de la vida y ser feliz es necesario dejar de lado los problemas y aprender a disfrutar.

Hoy os explicaremos algunas técnicas y consejos para aprender cómo dejar los problemas de lado, que no ocupen nuestra mente las 24 horas del día. Aprender a no sobredimensionarlos y no obsesionarnos con ellos. Porque es lo peor que podemos hacer.

1. Mira las cosas con perspectiva: Seguro que ese problema que tanto te obsesiona no es tan grande y tiene una solución bien fácil que no consigues ver por culpa de esa obsesión. Pide consejo, míralo desde otra perspectiva, sé capaz de darle a cada problema u obstáculo la dimensión que le corresponde.

2. Actúa y toma decisiones: No sirve de nada lamentarse si no actuamos y no llevamos a cabo acciones que nos lleven a solucionar el problema. Aunque luego sea un error, no dejes de actuar y tomar las decisiones que te parecen más adecuadas. Si no lo haces te arrepentirás.

3. No puedes controlarlo todo: Asúmelo, no puedes tenerlo todo bajo control. Si asimilas esto conseguirás ahorrarte disgustos y podrás calmarte. Si dejas de obsesionarte por cosas que no puedes controlar ganarás en calidad de vida y te sentirás mucho mejor.

4. ¡Fuera miedos! El miedo a equivocarse o el miedo al futuro son algunos de los miedos que nos impiden avanzar y que más nos obsesionan. Y, hacednos caso, no vale la pena obsesionarse con ello.

5. Vive el presente: Es una de las reglas básicas que te ayudará a dejar de obsesionarte por los problemas que todavía están por llegar. Disfruta y vive el momento, y lo que venga… ¡ya llegará!

FUENTE: Guía Espiritualmente

2479451785_cd889ed845_b

Photo Credit: gaelx via Compfight cc

Etiquetado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: