Cuando las personas no dicen la verdad…

“Quién dice las verdades , pierde las amistades” reza el viejo refrán. Y todos, de un modo más o menos consciente sabemos que es así cuando estamos en el rol de amigos, más  no tanto cuando estamos en el de cándidos. Así es como el último en enterarse siempre es el interesado, y no solo cuando se es cornudo, pues lo más fácil es que cuando…

… vas a poner un negocio todos te animan, cuando fracasa y lo cierras todos te congratulan
…  te hechas un pareja nueva todos la halagan, cuando te separas todos se la cargan
… les propones que hagan algo , veraneen en un sitio, aprendan un idioma, prueben un deporte,…todos asienten, más si deja de gustarte  todos sonríen al contárselo
… si  alguien se inicia en una droga todos sus colegas se complacen, cuando logra dejarla todos le felicitan
… una mujer se hace un peinado atroz todos afectan un comentario o reacción afirmativa , cuando vuelve a su pelo natural todos la piropean…

Así va el mundo lleno de féminas gordas embutidas en prietas minifaldas elásticas  y  chicos con  cortes de pelo  inverosímiles  y  esperpénticos  desafiando la gravedad , los cuales ven – de reojo – como todos  se giran a mirarles. Pero cuando uno de esos atónitos espectadores espontáneos es sorprendido boquiabierto, finge una actitud admirativa reafirmando en el engatusado la idea de que realmente está causando una enorme impresión, más sin sospechar -claro está- que ésta sucede en el sentido inverso al pretendido.

Si, todos los demás, prefieren guardarse la verdad pues…

… creen que lo obvio para ellos, no es lo que quieres oír

… suponen que si confiesan su opinión no te agradarán como amigos

… entienden que si te dicen lo que creen les supondrá una desventaja

… comprenden que tú reaccionarás molestándote si te enteras de lo que ellos ven

… reconocen que  ellos no obtendrán beneficio alguno de compartir lo que saben contigo

… tienen miedo de que tu reacción sea negativa porque te enfades o la emprendas contra ellos

… prefieren caerte simpáticos, hacerse los divertidos y pasarlo directamente lo mejor posible ya.

… les consta que tu ignorancia les supone una ventaja, una información decisiva para valerse frente a ti

… son conscientes de que tú no tienes impaciencia por saber la verdad  por lo cual no te serviría aun para nada útil

La experiencia, afortunadamente, nos desengaña lentamente hasta que asumimos, por fin,  que en la vida lo negativo solo nos lo confiesan los borrachos, los niños, o  quién nos quiere mucho , y solo cuando tiene la valentía de afrontar una reacción indeseable.

Así es como tarde pero afortunadamente aprendemos a valorar las virtudes preciosas de esa extraña flor  que crece solo en las más altas cumbres del aprecio y se  llama sinceridad.

Paz Torrabadella

4639425515_afc0099aca_b
o Credit: Vetustense Photorogue via Compfight cc

Etiquetado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: