El diluvio…

El tiempo es un hueco sordo.
Como la lluvia. Como el cáncer y la aguja.
Ese sonido aséptico
que desemboca tras el estruendo.
Tras esa vaga opacidad
que se esconde en las cunetas
de cada carretera quemada.

Nada es factible.
Nada sobrevuela, ni se precipita. Y los niños,
siguen jugando. Ignoran y así permanecen.
La punzada de hielo en el estómago,
y el vértice,
que se abre en el centro de aquel parque,
que nunca llegó a inaugurarse.

Juegan. Solos. Los fantasmas de quienes nunca vieron el futuro.

“El diluvio”. Luci Romero

5959592641_bf5812fc72_b
Photo Credit: El Pelos Briseño via Compfight cc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: