Los 7 grados del amor…

El árbol genealógico es una historia de parejas. Una historia donde vemos cómo se encontraron y que habla de amor…

¿Qué es el amor?
Es una pregunta que debemos hacernos. Al igual que hay grados de consciencia, también hay grados de amor

¿Cuántos grados hay?
Son Siete Grados del Amor.

Amor Material
El primer grado es el material, el amor más simple, es base de toda relación. Donde lo fundamental es la compañía, viven acompañándose aunque no hagan cosas juntos.

¿Tan importante es la compañía?
El primer instinto del niño es escuchar el corazón de su madre, sentirse acompañado. La importancia de acompañar la podemos observar cuando acudimos a ver a una persona enferma o cuando abrazamos sin mediar palabra a una persona que sufre. En ambos casos la persona siente un gran alivio, es el calor humano.

¿Qué otra cosa resulta fundamental para tener una buena relación en este nivel?
Alejandro Jodorowsky habla de la necesidad absoluta que tenemos de caricias. A lo largo del día vamos acumulando caricias: cuando nos dan los buenos días, si nos felicitan por algún motivo, etc.

¿Cómo puedo percibir que algo está fallando en este nivel?
Hay que preguntarse: ¿Cómo comparto el territorio con mi pareja? ¿Cómo comparto el dinero en común? ¿Cómo comparto el tiempo? ¿Cómo comparto la comida?
Incluso tomar consciencia de que si sus ruidos (o ronquidos) me molestan sobremanera es porque hay algo que trabajar en este nivel.

¿Dónde pueden estar los orígenes de los problemas en este nivel?
Resulta conveniente buscar en el propio árbol genealógico y ver qué tipo de relación material nos dio nuestra familia, si tuvimos problemas con nuestros hermanos por el territorio, etc. Podemos estar proyectando nuestros problemas con el árbol sobre nuestra relación de pareja.

Amor Sexual
Se refiere a las relaciones sexuales de la pareja, algo fundamental, pero que si es sólo eso se convierte en una catástrofe.

¿Qué más puede haber?
Marianne Costa añade que el amor sexual también es el amor en la creatividad, que puede tomar muchas formas…Hasta el punto de que en algunos árboles genealógicos el nudo sadomasoquista sustituye la relación sexual que debería haber entre los padres.

¿Qué podemos preguntarnos respecto a este grado?
Por ejemplo: ¿Cómo es la tensión sexual con nuestra pareja? ¿Cuántas veces por semana hacemos el amor? La pareja es material y también sexual, cuando no hay una sexualidad realizada ni experimentación sexual es porque hay problemas en este grado.

¿Qué tipos de problemas?
Eyaculación precoz, frigidez, etc.

¿Algún otro problema?
Si algo mata la sexualidad de la pareja es que ésta se diluye a veces en la familia política o en los hijos. Los suegros “adoptan” a su nuera o yerno como hijo y nos cae encima la prohibición del incesto ya que la pareja se convierte en un hermano o una hermana.

Una pregunta fundamental que podemos hacernos…
Dice Alejandro Jodorowsky que resulta esencial pensar que nacimos de un coito. Nos toca imaginarnos cómo fue esa relación, algo que debemos pensar con mucha consciencia.

Amor Emocional
Entramos en un grado que enriquece los dos anteriores: el material y el sexual. Hay un intercambio de emociones entre la pareja.

¿Es el máximo a lo que se puede aspirar?
Es sólo un grado más, si nos quedamos aquí aparecen los celos, la rabia, el exceso de susceptibilidad, la ofensa y toda la “miseria emocional negativa”. Dice Alejandro Jodorowsky que podemos arruinar una bella relación a causa de esta miseria y aparecen las peleas que duran tres días. Una pareja puede tener una buena relación sexual y estar en una catástrofe emocional que señala un trabajo por hacer.

¿Cuál es la principal diferencia con el grado anterior?
Marianne Costa explica que lo interesante del amor emocional es que funciona al revés que el amor sexual. Cuantas más personas somos capaces de amar al margen de la pareja, (las amistades que nos rodean) mejor funciona la relación emocional. En cambio, si sólo cuentas con tu pareja para establecer una relación emocional profunda, esta se convierte en agobiante.

Amor Mental
Son dos intelectos que se unen, tiene que haber una comprensión mental…

¿Pero y si la pareja tiene otras ideas distintas?
No importa. Hay que aceptar el pensamiento del otro con cariño, deseo, necesidad… Hay que llegar a una comprensión mental. No se trata de que uno repita como un loro las ideas del otro ya que en ese caso estaremos frente a una invasión y un dominio.

Muchos temen a una mujer inteligente
Alejandro Jodorowsky considera que es un gran error… Y plantea que nos preguntemos si nuestros padres se comprendían mentalmente.

Amor Consciente
Alejandro Jodorowsky lo define: ” Es esencialmente desarrollar los valores del otro”.

¿Cómo?
En el amor consciente trabajamos para que el otro se desarrolle: a nivel económico, sexual, emocional o mental. Es el gran respeto por el otro, donde no impedimos su desarrollo.

¿Hay parejas que se impiden alcanzar este grado?
Jodorowsky dice que es el caso de la persona que acude a un taller y hace un avance, pero cuando llega a casa su pareja desprecia ese trabajo. En el fondo no acepta que uno progrese mientras que el otro se queda en el mismo nivel.

¿Cómo lo podríamos acabar de explicar?
Según Marianne Costa el amor consciente es el amor a la obra. Cuando te das cuenta que estoy yo, estas tú y está la pareja.

¿Que hay tras este grado?
Cuando nos damos cuenta de que nuestros cuatro centros gozan de buena salud ves que el encuentro con tu pareja no es un hecho casual, no es por azar, hay una finalidad, una misión. La pareja deja una huella en el mundo.

Amor Cósmico
Alejandro Jodorowsky lo define como un amor que contribuye al desarrollo y a la salvación del mundo. La pareja tiene una misión salvadora…

¿Cuál?
Crear el ser del futuro. Salvan el árbol y el árbol se va a extender en un bosque. Es el centro de un trabajo salvador. Cualquier cosa que dice esta pareja tiene una repercusión a escala mundial.

Marianne Costa añade que cuando te unes a alguien, la primera pregunta es: “¿cuál va a ser nuestra obra común?”.

Amor Divino
¿Qué es?
Es la pareja para la eternidad.

Escapa a la dimensión humana…
El ahora es una partícula de la eternidad. Lo verdadero nunca termina. Tomás de Aquino decía: “El amor que puede concluir, nunca fue un amor verdadero”. Es el grado que nos gustaría alcanzar

Todos tenemos nostalgia, por no haber tenido por padres una pareja que alcanzara este grado de amor.

Textos basados en un taller de Alejandro Jodorowsky y Marianne Costa.

FUENTE: La ruta de la iluminación

6940148192_c86fa810cd_b
Photo Credit: Juliana Coutinho via Compfight cc

Etiquetado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: