Estos son tiempos…

Tiempos de reflexión. Pensamientos que van y vienen intentando recrear un recuerdo que se asemeje a un resumen

Tiempos donde las guerras que se libraron suplican una tregua para abrazarnos y darnos un poco de aliento

Tiempos de amores en luces y villancicos, donde la soledad no le gusta estar presente

Tiempos donde queremos cerrar heridas y estas pugnan por seguir abiertas

Son tiempos religiosos pero en templos llamados centros comerciales

Vivimos tiempos donde hacemos cola menos para amarnos

Son tiempos estos de meditación en base a cuanto me queda de crédito para comprar algo

Tiempos felices si tenemos dinero para el regalo. Tristes si nadie nos regala a nosotros. El regalo como tótem

Tiempos donde ya no se conmemora el nacimiento de Jesús. Tiempo de comercio y cuentas bancarias

Tiempos de tarjeta de crédito que hará que tu cuenta esté en rojo, cual bola de arbolito que adorna tu navidad

Tiempos de furia en caras sonreídas deseándose feliz navidad

Estamos en tiempos de reflexión en mentes irreflexivas

Tiempos depresivos en clave de gaita

Tiempos de comelonas siempre que tengas para comprarla

Al final de todo este año, estamos en navidad. Tiempo donde se nos olvida que no nos queremos

Tiempos de esperanzas en personas pesimistas

Tiempo para negarnos las realidades futuras y llenarnos de promesas de amor, prosperidad y felicidad

Tiempos de buenos deseos en fríos corazones

Tiempos de San Nicolás y Oh Holy Night en clave de yanky go home

No es tiempo de depresión pero si de negación

Al final estamos en Navidad y nadie tiene el derecho de quitarnos el derecho a soñar con un tiempo mejor

Al final nadie puede decirnos que no seamos felices en estas navidades. Es nuestro derecho sonreír, incluso en la adversidad

Que nadie te robe la esperanza

Si el pesimista tiene razón siempre podemos refugiarnos en el optimismo

Que este tiempo sea como quieres que sea

Al final de todo este asunto de la navidad, no olvidemos que un nacimiento se conmemora, y como nacimiento, la esperanza

Que estos tiempos sean no de promesas sino de realidades

Ojalá encuentres el amor en un corazón bondadoso

Que puedas recordar tus muertos sin lágrimas sino con la alegría de llevarlo siempre en tu corazón

Que estos tiempos sean de ilusiones y fantasías. Total, todas las grandes hazañas tuvieron ese inicio

No permitas que este tiempo alguien te diga que no es tu tiempo

No permitas que el odioso te hunda ni el lisonjero te engañe. Que tu autoestima sea la medida de tu propia valoración

Que la critica sea tu aliada pero nunca tu dueña

Que estos tiempos seas bendecido, no importa si crees que Dios no existe, siempre cabe la posibilidad que si exista.

Que en estos tiempos nadie te diga en que creer o en que no

Así que si no tienes un regalo que dar, considéralo una buena noticia, al final te tocará regalar un abrazo amoroso y quizás solo eso sea suficiente.

Alberto Barradas

5494394227_191771c55c_o

Photo Credit: Landahlauts via Compfight cc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: