Aprender a vivir el presente…

El presente es la única realidad a nuestro alcance: el pasado se nos escapa y el futuro está por llegar. Sin embargo, centrarse en el “aquí y ahora” no siempre es sencillo y requiere entrenamiento.

Vivir intensamente el presente es reconocer nuestras sensaciones y nuestras emociones, evitar que los recuerdos o el miedo al futuro nos paralice y afrontar tanto lo bueno como lo malo que nos sucede. Estar en el ahora no significa renunciar al pasado ni a nuestras ilusiones, sino darnos la oportunidad de saborear el momento y conectar con nosotros mismos y con lo que nos rodea.

A continuación 3 técnicas para vivir el presente:

1) No podemos controlarlo todo.

Preocuparnos por lo que va a pasar y prevenir los posibles contratiempos que nos podamos encontrar puede sernos útil (por ejemplo, coger un paraguas si vamos de viaje a un país en el que suele llover mucho), y, de hecho, está en la base de nuestra supervivencia como especie. Pero vivir intentando tenerlo siempre controlado es no solo una forma de estar en todo momento agobiados por lo que pueda pasar, sino, además, perseguir un imposible, porque, por mucho que deseemos lo contrario, hay muchas cosas que escapan a nuestro control.

2) Aliviar la carga del pasado.

También el pasado ocupa una gran parte de nuestra atención. Añoramos los momentos felices, lamentamos nuestros errores pasados y, a menudo, actuamos condicionados por todo lo que hemos vivido, manteniendo viejos hábitos o formas de vernos a nosotros mismos que nos impiden evolucionar.

3) Ejercitarnos con la meditación.

Desde la Antigüedad, las diferentes formas de meditación nos invitan a estar en el aquí y el ahora. Pero, ¿a qué nos referimos con vivir en el presente? Al fin y al cabo no podemos vivir en ningún otro sitio, ¿no?

En realidad, explican los especialistas, no se trata tanto de vivir en el presente como de “estar” en el presente, estar al 100%, con todos los sentidos, prestando toda nuestra atención a lo que hacemos o sentimos en este instante, a lo que sucede aquí y ahora. Para la psicóloga Isabel Larraburu se trata de “prestar una atención total e integrada a todo lo que estamos haciendo, pensando y sintiendo ahora mismo”.

Algo a lo que la tradición oriental, especialmente el budismo, ha otorgado siempre gran importancia y ha ejercitado a través de la práctica de la meditación. Un camino que también es el que propone el mindfulness o práctica de la ‘atención plena’.

 

Joana Arbiol para Psychologies

Vivir-el-presente

FUENTE: Recursos Autoayuda

Etiquetado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: